In memoriam – Ernest Borgnine

Anuncios

14 comentarios sobre “In memoriam – Ernest Borgnine

  1. Un pelín triste, sí, Roberto. Pero estos tíos se merecen el recuerdo y el homenaje. Como estoy de vacaciones blogueras (que no de las otras, ya quisiera yo…), recién estrenadas, pospongo el correspondiente artículo para más adelante, pero no quería dejar pasar el tributo a este gran tipo.
    Su muerte, técnicamente, fue el domingo, así que no podrá decir eso de “pues sí que empiezo bien la semana”.

  2. Este tío fue inmenso.Desde el tierno Marthy al capullo de El emperador del norte.No existe una sola película de Borgnine,por muy mala que sea,que no se recuerde su papel por muy breve que sea.Otro gran villano del cine que nos ha dejado.Otra gran persona.La mayoría de los villanos en el cine han sido excelentes personas.

    Hoy me pongo Marthy.

    Un fuerte abrazo.

  3. El mayor exponente de “esbirro” del cine clásico (bueno, del cine), pero a la vez un tipo tierno y humano cuando hacía falta. Su Fatso es inolvidable, como también su Marty y su fiel escudero de Pike en “Grupo salvaje”. Un actor 10.
    Abrazos

  4. … La última vez que le vi fue en un cortometraje sobre el 11 S que realizó Sean Penn en un film colectivo. Ernest Borgnine estaba inmenso y me hizo llorar…

    El primer recuerdo que tengo de él es cuando vi en televisión De aquí a la eternidad donde hacia de militar malo malísimo. Y yo sufría mucho cada vez que aparecía… y como lloré por lo que le hace al soldado con cara de Frank Sinatra.

    Y después me cautivó totalmente en Marty por su papel de un buen hombre que se ilusiona al enamorarse…

    Nos deja un buen puñado de películas… e interpretaciones que aún me quedan por descubrir. Se queda en nuestras memorias cinéfilas…

    Beso
    Hildy

  5. Es, para mí, el mejor fragmento de la película, mi querida Hildy (lo pusimos aquí, por cierto).
    Un careto muy característico, pura maldad a veces, coraza que recubre una tierna sensibilidad otras. Un grande. Un tiarrón. Un fenómeno.
    Besos

    Un actorazo, David, en efecto, y también un vividor de la vieja escuela, de cuando la gente sabía tomarse unas copas y seducir mujeres sin llevar la cuenta, sin prisa y sin la memez esa de las drogas.

  6. Veo, Marcos, que estás practicando el habla de Apu, el tipo del badulaque de los Simpsons…
    En fin, que sí, que fue un gran actor, o un actor muy grande. Y también “muy gran actor”, que narices…

    Bueno, Raúl, el tío tenía 95 tacos. En todo caso era una ¡mierda! más que probable…

  7. Lástima que tus vacaciones blogueras se hayan visto interrumpidas por tan chunga noticia (aun dentro de que, dadas las circunstancias de edad, estas cosas devienen inevitables…). A mí que este hombre, siempre que lo veo, me recuerda a Edward G. Robinson; son actores que no puedo evitar asociar (será por el parecido facial, o que a mí me lo parece…).

    Un abrazo y hasta pronto

  8. Pues tienes razón, pero ya hemos puesto las cosas en su sitio…
    Bueno, yo no tengo a estos dos monstruos particularmente asociados más allá de su acreditado buen hacer y de la muestra palpable, y habitual en Hollywood, de que el mejor cine americano se lo debe todo a la inmigración, italiano Ernest (de apellido real Borgnino), rumano-alemán Robinson (Emanuel Goldenberg).
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s