Mis escenas favoritas – Top Secret! (1984)

Desternillante, exitosísima en el momento de su estreno, Top secret! (1984) constituye de lo mejor del trío formado por Jim Abrahams y Jerry y David Zucker, creadores asimismo de las sagas Aterriza como puedas o Agárralo como puedas, con sus múltiples secuelas, variantes, hipertrofias y continuaciones, generalmente cada vez menos afortunadas con cada nueva entrega. Pero entonces la fórmula estaba en su apogeo, y eso posibilitó la confección de una aventura delirante que apunta contra todo y contra todos y no deja títere con cabeza: no se salvan ni Elvis Presley ni los Beach Boys, ni el fenómeno fan ni la política de bloques, ni el cine de espías o de guerra de Hollywood ni los cuentos infantiles. Y, además de que Val Kilmer nunca ha estado en cualquier otra película mejor que aquí (con lo que eso significa…), la cinta hace una crítica de Hitler, de los nazis, de los comunistas y de los totalitarismos y de la violencia mucho más aguda, hilarante, brillante y acertada que la idiotez esa de los Malditos bastardos de Tarantino.

Anuncios

10 comentarios sobre “Mis escenas favoritas – Top Secret! (1984)

  1. No sé yo que tienen estas películas que en tarde tonta lloras de la risa. El otro día pusieron por la tele la primera de Aterriza como puedas y enseguida me puse a llorar de la risa. Hay gags inolvidables. En Top secret cada vez que viene la escena del ballet clásico es que me desternillo. Y creo que es en la de Hot shots que hay una escena de pasión con un huevo frito que… ¡Imaginación, haberla, hayla!

    Ahora en cines está Movie 43 que debe ser bastante burra… pero creo que unas risas sí que son posibles… a lo mejor risa congelada.

    Besos
    Hildy

  2. Sí, sí!!: Charlie Sheen le mete a Valeria Golino una aceituna en el ombligo, luego presiona a los lados, y la aceituna sale disparada a la boca de la chica… Hay momentos geniales, otros demasiado tontos, otros intraducibles. Pero este terceto tiene algunos momentos inigualables. Eso sí, la fórmula, creo yo, se agotó hace ya mucho, y fuera de los títulos que todos recordamos casi como películas generacionales, me parece que ya no funciona.
    Besos

  3. Mira que llega a ser mala “la jodía por culo”, como decía mi abuela. A mi ex le encantaba y cuando se estrenó tuve que ir a verla con ella no sé el número de veces. Ya sabes, o ibas con ella o te quedabas sin… A ella le gustaba, creo yo, porque le gustaban mucho los Pecos, esos horterillas afeminados que yo no soportaba. Pues bien, ella leyó en esa revista culta que se llamaba SuperPop una entrevista en donde esos tipos de la cascara amarga declararon su amor a esta película. A mí que mi ex lo que más le gustaba era Val Kilmer. Yo ya sabía por aquel entonces que no llegaría muy lejos. En aquel momento yo quería ser Steve McQueen. Bueno, pues ahora la llamo por teléfono para vengarme y le pregunto: ¿Ahora qué? ¿Ahora qué? ¿Te gusta Kilmer? ¿Está gordo el jodido? ¿Hace buenas películas? Y me cuelga muy enojada. De todas maneras tiene escenas que recuerdo con agrado, sobre todo a Peter Cushing haciendo de Sherlock Holmes. Un primerísimo plano de la lupa y su enorme ojo aumentado. Aparta la lupa y tiene el ojo del mismo tamaño.

    Perdona estas confesiones, pero es lo que tiene el cine y la memoria. Además viene muy a cuento, porque no deja de ser mi privado Top Secret.

    Un fuerte abrazo,amigo.

  4. Impagable comentario, Paco, ja,ja,ja…
    Veo que en tu caso fue hasta traumático (yo en 1984 tenía 8 añitos y la mayor parte de las bromas se me hubiera escapado). Caray, cómo os las gastabais en los 80…
    Val Kilmer da la impresión de haberse comido enterita la vaca que salía en la peli.
    Abrazos

  5. No me hables de los ochenta, porque fueron horribles, amigo. Que si Felipe incentivando a los españolitos obreros el eslogan: ¡Tú puedes!”, es decir; no te conformes con lo necesario, puedes vivir como un rico. Después la movida madrileña que yo no soportaba. Si Mayo del 68 derivó a lo que todos sabemos, ya puedes imaginarte mi opinión al respecto de todo aquello: vómitos por las calles. Ramoncín autoproclamándose El rey del pollo frito. Almodóvar haciendo de las suyas con Luci, Pepi y Pon, y Tierno Galván, alcalde de Madrid por aquel entonces y enemigo acérrimo de Felipe, gritaba a los jóvenes que se colocaran. No veía bien el pobre, porque ya lo estaban. No me caía mal del todo este anciano progre, pero hay cosas que ya no tocan. Para más inri, vinieron Spielberg (con ese feo extraterrestre subido en una cesta de bici), Joe Dante, John Landis y el Lucas films más severo y radical. El pato y otros laberintos llenos de muñequitos surgidos del programa Ábrete Sésamo. Y paro de contar que no quiero meter baza en tu espacio que ya sabes lo susceptibles que son a algunos.

    Por cierto, Francisco Umbral escribió un libro que me gusta mucho sobre esa época titulado El socialista sentimental donde describe a la perfección el trapicheo que derivaría en lo que todos, lamentablemente, ya sabemos. Y otro libro del mismo perfil sería La novia de Matisse, de Manuel Vicent. Allí se da los nuevos empresarios de la construcción; analfabetos pero bien funcionales, empiezan a forrarse con la especulación inmobiliaria y para entrar en la esfera social alta empiezan a invertir comprando obras de arte. Sí, todo esto en los ochenta y yo en ese momento con trempera al precio de Kilmer.

    Otro abrazo,amigo.

  6. La verdad es que, para alguien nacido a mediados de los setenta, y vistos ahora, los ochenta son más bien ridículos. Fue la peor década del cine, con diferencia, salvo contadísimas excepciones. Y además estaba Naranjito, no te olvides… Parece mentira, pero había cosas incluso peores que Kilmer.
    Abrazos.

  7. Muy bueno, con “performance” y todo…
    Yo siempre me parto con un momento, cuando los alemanes cercan la granja donde está refugiada la resistencia francesa, en el que los resistentes, en medio de la frenética actividad, se ponen a bailar claqué con sandalias…

  8. Buena peli de humor que además marcó infancias. Eso sí, tampoco la calificaría de “desternillante”: Tiene buenos momentos (echo de menos en el vídeo cuando se meten en la casa disfrazados de vaca) pero en general peli que hace pensar que aún con Val Kilmer como mal actor, la peli es salvable. Cosa que no podemos decir de otras…

    Un abrazo!!!

    1. Te prometo, Alberto, que la primera vez que la vi, de crío, claro, me dolía la mandíbula de reírme. Lo malo, pues que estas fórmulas se agotan casi por completo después del primer visionado. Es un humor demasiado basado en la sorpresa.
      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s