Diálogos de celuloide – Los búfalos de Durham

Bull Durham. Ron Shelton (1988).

Anuncios

7 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – Los búfalos de Durham

  1. Tim Robins cuando pregunta al final: “¿Qué son las moléculas?”, te puedo asegurar que he visto aparecer la cabeza calva, rojiza y con el pelo rizado a lo payaso en la parte trasera del cráneo a Eduardo Punset. Se frota las manos y se dice: “Ésta es la mía”, y empieza a explayarse de mala manera. Tim se queda con la boca abierta. Susam aprovecha para irse con Costner. Pasa el tiempo, mucho tiempo.Punset sigue hablando con un acento catalán muy marcado. Tim ha ganado mucho peso. Costner,también.A Susan ya no le hace falta que le diga qué es en lo que tiene que creer. Punset hace una pausa para hacer un anuncio del pan Bimbo. Tim le pide que cualdo vuelva le traiga un par de bolsas.Costner canta country en conciertos.Los búfalos han sido exterminados.

    Abrazos y no me hagas mucho caso,de verdad.

  2. Una pesadilla, Paco. Sólo falta Messi, que si te has fijado en el anuncio, habla sin mover los labios, como si fuera por telepatía… Sin duda intentaron grabar el anuncio intentando que dijera algo y fue incapaz de decir sus frases. Vamos, como si fuera Nicolas Cage….
    Abrazos

  3. ¿Te puedes creer que nunca he visto esta película, ni el momento en que se estrenó ni en sus pases televisivos, ni en vhs, ni en dvd, ni…? ¡Vaya con el monólogo de Kevin!¡Vaya con las pintas de Tim! Y Susan, ¿ha hecho un pacto con el destino para siempre estar igual?

    Besos
    Hildy

  4. Pues es una película de esas llamadas “generacionales”, creo. La gente que la vio con determinada edad en 1988 suele incluirla entre sus cintas favoritas, si bien puedo decirte que yo, que la he visto hace poco, no le veo demasiados méritos aparte de tres o cuatro diálogos ingeniosos (no te pierdas el monólogo introductorio de la Sarandon). Me aburre el béisbol, no lo entiendo ni le veo capacidad de fascinación alguna, y me cuesta horrores entrar en cualquier película en la que aparezca un bate golpeando una pelota… de béisbol.
    Por cierto: se nota que Paco y yo somos amigos extra-bloguísticos, ¿no?
    Besos

  5. Recurso que he visto muchas veces. Definirse no de una forma concreta, en 2 ó 3 pinceladas muy intimamente relacionadas, sino con un collage heterogéneo del cual, al final, tienes que sacar la conclusión de que lo que está diciendo es: “soy un tío muy normal”

    Queda bien, por otra parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s