Música para una banda sonora vital – Dos del western

Magnífico tema de Ennio Morricone para esta maravilla de western titulado Hasta que llegó su hora (Once upon a time in the west / C’era una volta il west), dirigido por Sergio Leone en 1968, y que sintetiza mejor que ninguna obra del spaghetti western el espíritu de fusión entre el cine clásico del Oeste, el de los más grandes (Walsh, Hathaway, Hawks, Wyler, Sturges, Daves, Boetticher, entre muchos otros, pero sobre todo, el de John Ford), con las nuevas influencias europeas al unificar en el mismo largometraje el desierto de Tabernas, en Almería, y el auténtico Monument Valley con el perfil de sus rocas de arenisca recortado en el horizonte.

Una verdadera joya, tran grandiosa como las poderorísimas imágenes concebidas por Sergio Leone para revestir esta historia de venganza y almas perdidas en mitad de ninguna parte.

Y de propina, la quintaesencia de las bandas sonoras para el western canónico, el clásico, el de toda la vida, el título principal compuesto por Alfred Newman para La conquista del Oeste (How the west was won, 1962), película codirigida por Richard Thorpe, Henry Hathaway, George Marshall y John Ford que, si quizá no entraría dentro de cualquier catálogo de las mejores cintas del Oeste de todos los tiempos, sí atesora momentos de gran valía, como el breve capítulo sobre la guerra civil dirigido por Ford, así como bellísimas secuencias de exteriores rodadas en el pionero, y pronto relegado, sistema Cinerama.

Anuncios

9 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – Dos del western

  1. ¡Leone y Morricone… qué dúo! Cómo he disfrutado… y cómo me he emocionado… Morricone siempre lo logra. Y, joder, qué ojos los de Henry Fonda…

    Y LA CONQUISTA DEL OESTE como bien dices tiene sus momentos y se deja ver muy bien. Yo la tengo bastante cariño. Tengo una edición especial y de vez en cuando me apetece inmiscuirme en ese Oeste que refleja…

    Besos
    Hildy

  2. Fonda contaba en una entrevista que cuando la gente veía la película no se podía creer que él interpretara ese papel. Especialmente narra cómo, en la secuencia del tiroteo en la granja, cuando asesinan al crío, una señora de entre el público se puso a gritar: ¡¡pero no puede ser, es Henry Fonda!!
    Aunque Peter Fonda diría a menudo: sí, sí; sí que podía ser, y de qué manera…
    Eso sí, los ojazos no se los quita nadie. Cosa que, por cierto, en el cine en blanco y negro pasó desapercibido.
    Besos

  3. Leone y Morricone, tándem perfecto. No me puedo imaginar esta peli sin la música del genial italiano. Maravilla.
    Y pensar que yo vi, creo que con diez u once años,” La conquista del Oeste “, en el cine en una pantalla enorme. Envolvía la música y las imágenes. Eso era ir al cine…
    Saludicos

  4. Lo que más me jode es oír la música de Morricone en los moviles,sí,me jode mucho.Me jode tanto que siempre imagino,cuando le suena a una maruja,que sale del aparatito Lee Van Cleef con esa cara de muy malas pulgas y saca el pistolón.El western tuvo su música identificadora,quizá el único género del cine. No corrío mejor suerte con el cine negro.

    Un fuerte abrazo,amigo.

  5. Eso era ir al cine, Carmen, en efecto. Y también es verdad que antes la gente con diez u once años iba al cine a ver ciertas cosas. Hoy el cine infantil abarca prácticamente hasta los 30 años.
    Saludos

    ¿No has pensado, Paco, en que igual la llevan por eso mismo? Para que alguien les enseñe el pistolón, digo…
    Hace algunos años un grupo parlamentario presentó en el Congreso una iniciativa para limitar el empleo de cierta música en los anuncios publicitarios, especialmente clásica. Haría falta algo igual con los móviles, desde luego.
    Abrazos

  6. Inolvidables ambas películas: La conquista del Oeste la ví en el Cinerama que estaba en el Paralelo, en Barcelona: mis padres me llevaron a ver muchas películas : ir al cine era un día especial, siempre.

    Y su banda sonora, en un doble disco sencillo (pequeño, de 45 r.p.m.) me la trajeron los reyes magos…. y todavía la tengo.

    La de Leone ya fui a verla yo solito en el mismo cine que ahora frecuento y a la salida pedí y me dieron el póster grande, que estuvo en mi habitación durante muchísimos años.

    Como ves, Alfredo, dos buenos recuerdos ha suscitado tu entrada…

    Un abrazo.

  7. Ya veo, ya… Parece mentira que sólo 6 años separen a una y otra, ¿no? Quiero decir, que del western clásico al posmoderno, parece que ha pasado un mundo. Y resulta que sólo son 6 años 6…
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s