Vidas de película – Lilli Palmer

Lilli Palmer

Para el espectador español, Lilli Palmer, nacida como Lillie Marie Peiser en 1914 en la localidad alemana de Posen, hoy la polaca Poznan, siempre será el rostro de la directora del internado de la famosa película de Narciso Ibáñez Serrador titulada La residencia (1969). Este personaje tenía un antecedente directo, interpretado por ella misma, en la cinta alemana Corrupción en el internado (1958), un remake (vuelto a filmar en Estados Unidos en 2006) de otra película previa de 1931 en la que se trataba abiertamente la cuestión del lesbianismo en una escuela femenina.

Pero la carrera de Palmer fue mucho más amplia y variada, y tuvo desarrollo en un buen número de países. Además de en Alemania y España, trabajó nada menos que a las órdenes de Alfred Hitchcock en su intriga El agente secreto (1936). Durante su etapa británica, antes de marcharse a Hollywood, contrajo matrimonio con el actor Rex Harrison, del que se separó tras catorce años de matrimonio en 1957. En Hollywood participó en Cuerpo y alma (1947), película de boxeo protagonizada por John Garfield, y en Francia formó parte del reparto de la película de Jacques Becker Los amantes de Montparnasse, una historia de amor con el pintor Modigliani como personaje central. A esta fase de su carrera pertenece también La guerra secreta de sor Catherine (1960), producción británica en la que interpretaba a una monja que promueve la evasión de unos niños judíos de un campo de internamiento en la Italia de la Segunda Guerra Mundial.

Otros papeles importantes en su carrera son, de nuevo en el marco de la Segunda Guerra Mundial, en la espléndida película de George Seaton Espía por mandato (1962), con William Holden, en Edipo rey (1967), en el que interpretaba a Yocasta, la madre del protagonista, y en Los niños del Brasil (1978), adaptación de la novela de Ira Levin dirigida por Franklin J. Shaffner con Gregory Peck, Laurence Olivier y James Mason.

Lilli Palmer falleció el 27 de enero de 1986, a los 71 años.

Anuncios

5 comentarios sobre “Vidas de película – Lilli Palmer

  1. Cuando he entrado en mi blog y he visto en mi enlace con el tuyo tu nuevo post me ha parecido leer Lily Tomlin.No me he fijado muy bien y he entrado de cabeza aquí.En los segundos que tarda (tenga mala conexión) ya me estaba riendo y me he preguntado: ¿Qué cojones dirá ahora Alfredo sobre Lily Tomlin? Pero no, aquí se habla de Lilly Palmer (la fonética no es solo de oídos sino también de miradas apresuradas y memoria atrofiada) porque ya me dirás qué cojones tiene que ver aquí la fonética, pero lo que te cuento es la pura verdad, amigo. Recuerda el caso de Javier Bardem llamando a la puerta de mi casa. Necesito una vacaciones.

    La residencia de Ibáñez Serrador que volví a verla no hace mucho gracias a ti,también me hizo pensar en esta actriz discreta y más que correcta. No hace mucho también volví a ver Los niños del Brasil para realizar un trabajillo sobre Ira Levin.

    Un fuerte abrazo.

  2. … Lilli Palmer… hace poco vi Espía por mandato que me resultó una película super interesante de mi adorado William Holden… y la Palmer estaba estupenda como espía con fuertes convicciones religiosas… (una mártir, vamos).

    Y ya no te digo nada… lo que me gusta Cuerpo y alma…

    Así vemos que Palmer aparece en varias películas muy pero que muy interesantes. Una de las que tengo pendientes es Clandestino y caballero con Cooper y dirigida por Lang…

    Debo de ser de las pocas que no he visto ¡LA RESIDENCIA! pero es que siempre he sido muy cagueta… Ahora me estoy atreviendo bastante con este género (el de terror) que siempre he tenido muy abandonado…

    … ya me contáreis algún día… qué es eso de Javier Bardem llamando a la puerta de Francisco…

    Besos
    Hildy

  3. Mi querido Paco: ¿Lily Tomlin? Dios… ¿Qué podría decirse de Lily Tomlin? En fin, que tienes que cuidarte, porque empiezas a parecerte a tus propias crónicas…
    Al hilo de Chicho, recuerdo una pregunta-respuesta descacharrante de un concurso de ETB famoso por las metidas de pata de los concursantes:
    PREGUNTA: ¿Cuál era el nombre de pila del escritor Blasco Ibáñez?
    RESPUESTA: Serrador…
    Abrazos

    Es que, mi querida Hildy, no veas qué amistades tiene nuestro amigo Francisco (aunque yo, desde que hay nuevo Papa, creo que voy a llamarlo ya siempre Paco, ya sabes, porque al final terminaré confundiéndolos, y no es plan); lo mismo llama a su puerta Javier Bardem con una bombona de oxígeno que sale a cenar con cangrejos de metro ochenta. Tiene una vida social muy interesante, te lo digo yo. Mucho más que Lilli Palmer en “La residencia”. Te la recomiendo, de verdad. Otro cine español era posible.
    Besos

  4. Ha llegado hasta a resultar tópica porque contiene todos los ingredientes habituales del subgénero del boxeo, pero hay que reconocer que, por eso mismo, es ya, de entrada, importante. Luego, además, es una gran película, aunque el que más destaca es Garfield, el vivo retrato de la corrupción, de como una persona aparentemente normal, mientras busca desesperadamente conservar su autoestima y su apariencia de respetabilidad frente a los otros, no es más que un crápula corrupto e indeseable con remordimientos ahogados por su exacerbado egoísmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s