Música para una banda sonora vital – La vida privada de Sherlock Holmes

Magistral suite del gran Miklós Rózsa para el tema central de La vida privada de Sherlock Holmes (The private life of Sherlock Holmes, 1970), una de las obras maestras del “viejo zorro” (Francisco Machuca dixit) Billy Wilder, en este caso con el añadido de que su metraje original jamás ha llegado hasta nosotros, a pesar de lo cual es un filme realmente excepcional.

Rózsa captó sin lugar a dudas la esencia del personaje de Conan Doyle, pasado por el filtro wilderiano, para elaborar su, a un tiempo, pomposa, sensible, intrigante y solemnemente británica partitura. Una joya para los oídos cinéfilos.

Anuncios

3 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – La vida privada de Sherlock Holmes

  1. Esta película me fascina,amigo Alfredo,y mucho.Te digo uno de los motivos que muy poca gente sabe.El inicio de la película con ese baúl que no pudo abrirse hasta que Watson puso la fecha,ha servido después para muchas excelentes novelas escritas por magníficos escritores del género negro.Pastiches,sí, pero geniales y sobre todo respetando la premisa de Doyle.Esta película es tan buena que la editorial Valdemar que inició hace ya unos años la publicación de una fenomenal colección de obras pastiches del detective más famoso de todos los tiempos, y en esta colección de los libros se incluye este guión de manera novelada por los mismos guionistas.

    Otra cosa:hay gente que se lo toman a guasa cuando digo que el viejo zorro de Wilder es mi tío.Incrédulos.Te digo que es verdad,es más tengo tres:Billy,Oscar Wilder y Jacques Tati, y punto.

    Un fuerte abrazo.

    PD: Por cierto; gran Rózsa.

  2. … Mientras te leo (y también el comentario de Francisco) escucho la banda sonora. La película la pude ver por primera vez en 2010… y me encantó por muchos motivos. Pero entre ellos por lo mismo que comenta Francisco… esa caja que se abre al principio ya me atrapa. Me pasa lo mismo con la caja, pero esta vez de contenido muy distinto e infantil, que se abre también en los créditos de Matar a un ruiseñor (con una banda sonora maravillosa).

    Besos y gracias por este buen momento musical
    Hildy

  3. Pues yo sí que me lo creo. Ten en cuenta que yo tengo también tres tíos: Alfred Hitchcock, Groucho Marx y el monstruo de Frankenstein.
    Ese principio que comentas es de lo mejorcito que he visto nunca para abrir una película, y además, como la propia cinta, recoge el espíritu literario de Doyle. Porque ¿cuántas veces llega a contar Watson en sus relatos que toma la pluma cuando ha pasado determinado tiempo y tiene el permiso de Holmes para contar, con los debidos cambios de nombres o lugares, los pormenores de tal o cual crimen? Esta película, junto con Robin y Marian, me parece ejemplar en lo que supone fabular y fantasear con personajes de otros sin burlar su esencia. Vamos, lo que no suele hacerse nunca.
    Abrazos

    Pues sí, mi querida Hildy, los bancos de aquella época eran otra cosa… Ahora te devolverían como mucho una caja de cerillas con un par de recibos dentro…
    Esta película me chifla: el año pasado la programé para mi ciclo de cine y libros en Fnac y la gente, en su mayoría desconocedores de ella, salió encantada.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s