James Bond vs. 007: Licencia para meter la pata

Magnífico vídeo resumen del fantástico programa de la ETB, la televisión pública vasca, que en esta ocasión saca los colores a la saga del agente británico más famoso al servicio secreto de su majestad… la pifia.

Anuncios

7 comentarios sobre “James Bond vs. 007: Licencia para meter la pata

  1. Hola, Alfredo, buenos días; resulta gracioso eso de verlos todos juntitos y recopilados. Bueno, supongo que la circunstancia denota con claridad que, en productos de este corte, priman más otras consideraciones que la de cuidar los detalles. Eso sí, no por eso dejo de considerar las pelis de esta saga como un divertimento muy entretenido dentro del género (a mí, al menos, me hacen pasar un buen rato).

    Un abrazo y buena semana.

  2. Ya sabes mi relación, un tanto ambigua, respecto a este personaje. El literario y el cinematográfico. Creo que hay que tomarse todas estas pelis como aquel que va a ver Indiana Jones, que por otra parte, no deja de tener similitudes; acción sobre el tema, glamour a grandes porciones, exhibición de coches de ensueños, como las muñecas que aparecen en ellas, y, sobre todo, no pensar, porque en estas pelis no hay que pensar, no hay nada subterráneo, ninguna metáfora. Es un superhéroe de cómic. James Bond parece, más bien surgido de la Marvel. Con Daniel Craig la cosa cambia. ¿Me gustan las películas de este personaje? Sí y no. Ya ves, ambigüedad absoluta. Solo una cosa más; ¿sabías que a Federico Fellini le encantaban? Es más, le hubiera gustado dirigir una de ellas. ¿Marcelo como el agente con licencia para matar? Y Spielberg también confesó que le hubiera gustado dirigir una peli de estas. ¿Con extraterrestres? Sea como sea el entretenimiento siempre está asegurado y siempre digo que malo es todo lo que distrae.O no.

    Un fuerte abrazo.

  3. En efecto, Manuel, aunque para mí hay tres películas de la saga que van más allá del entretenimiento y resultan ser muy buenas películas. Entre las primeras, “Desde Rusia con amor” (peliculón, y titulazo) y “Goldfinger”. Sí, esta, especialmente, está un poco viejuna, pero ofrece mucho más de lo que suele ser habitual en estos títulos. Y entre las últimas, “Casino Royale” me parece magnífica. Lástima que luego han tirado las expectativas por la borda.
    Abrazos, y a cuidarse

    Estoy seguro de una cosa, Paco: si Fellini hubiera hecho una peli de Bond, en algún momento, como en “Octopussy”, se habría vestido de payaso (Bond, digo). Imagínate a Mastroianni… Bueno, ahí tienes “La víctima nº 10”; un aire se le da, ¿no?
    Comparto tu relación amor-odio con Bond. Y también la opinión de que Craig, al menos en la primera de sus entregas, revitalizó la serie al acercarla a sus orígenes y esencias más que nadie antes. Pero con “Quantum of Solace” la cosa decayó muchísimo, y con la última, pues… No me digas que también ha llamado a tu mirilla un Bardem rubio…
    Abrazos

  4. … a veces me meto tanto en las tramas de las películas (no me refiero sólo a las de Bond… que es una saga que retomo, abandono, retomo, abandono) que se me escapan muchos gazapos en el cine. Luego estos reportajes me hacen reírme de mi despiste cuando me cuentan una historia en imágenes…

    Pero lo mío en la infancia era tremendo porque yo me creía que existía Oz, que la cama de la bruja novata volaba o que Sansón tenía una fuerza titánica (vamos que yo no veía el cartón piedra por ninguna parte…).

    Así que no sólo no veía los gazapos es que ni pensaba que se emplearan trucos de cualquier tipo… Y claro yo me preguntaba pero ¿cómo puede volar Superman? o ¿de dónde han sacado a ET?

    Así era yo… y todavía se me ha quedado algo… Así que me sigo creyendo muchas cosas que veo en el cine… Y claro ya ni te digo lo que se me escapan los gazapos…

    Besos sin gazapos ni erratas
    Hildy

  5. Te entiendo, mi querida Hildy, y no te creas, me parece una suerte gozar de esa capacidad de ser absorbido por las historias, que no haya nada más que ellas para tus ojos… A mí lo que pasa es que me echan de la película: el cine aspira a imitar a la vida o, mejor dicho, a la percepción que tenemos de ella; cuando ocurre algo en la pantalla que nos recuerda -aunque no haga falta- que lo que vemos no es verdad, se rompe ese pacto, la aceptación de la hermosa mentira que nos quieren contar, y a mí al menos me echan de la película.
    De todas formas, ¿estás insinuando que Oz no existe…?
    Besos extraterrestres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s