Cortometraje: La piel y el alma (Marc Nadal, 2013)

La piel y el alma es un cortometraje emitido por Televisión Española. Ha sido seleccionado en diversos festivales y está pendiente de ser proyectado en la Filmoteca de Cataluña en este mes de junio. En la web http://www.marcnadal.com/la-piel-y-el-alma está disponible toda la información, incluyendo fotografías y entrevistas a las actrices, Montserrat Ocaña y Núria Molina.

Marc Nadal, de 23 años, se ha diplomado en dirección cinematográfica en Barcelona y ha realizado varios cortometrajes hasta la fecha. Su palmarés puede consultarse en en http://www.marcnadal.com/

La piel y el alma se ha realizado con medios propios, lejos de productoras, y el proceso se ha prolongado durante todo un año.

Palmarés del cortometraje:
Sección oficial a competición de la “Mostra de Cinema Jove de Elche 2013”.
Seleccionado en el programa de televisión “Somos Cortos” emitido por Tv2.
Proyectado en la Filmoteca de Cataluña (junio de 2013, Barcelona).
Seleccionado en la red de programación de la Federación de Cineclubes de Galicia.
Seleccionado para la programación en del festival de Cine Inusual (Argentina).
Seleccionado en el programa de televisión “Toma 1 Cortos” de Buenos Aires.
Proyectado en el Festival Por Amor al Arte. A Coruña.
Seleccionado en la Muestra de Cortometrajes “Cortopropio”.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cortometraje: La piel y el alma (Marc Nadal, 2013)

  1. Siempre he sentido cierta reticencia a la hora de enfrentarme a un cortometraje.Un corto no es un relato.Me encantan los relatos pero ¿por qué no entro en un corto? Y además cuando viene firmado por un licenciado… El corto más bien lo veo como un cuaderno de apuntes para el futuro director,que después,cuando vemos ese primer corto intuimos que todo ya estaba allí.Estoy seguro que me equivoco,desde luego.Abrazos mil.
    Abrazos mil.

    1. Lo que ha pasado, creo, es que el corto se ha convertido ya en vehículo y género propio, no preparatorio ni precursor de nada, sino un producto distinto que ya no sirve como antaño para completar el programa (bueno, eso hace años que no lo es), sino el producto final. Cosas de estos tiempos de culto a la brevedad, o mejor dicho, a la rapidez, y al olvido rápido. La perniciosa influencia de la velocidad y la prisa en esta vida cotidiana en la que, a pesar de eso, todos andamos -corremos- desorientados. El corto conjuga mejor con ese culto a la prisa: lo veo como el género-formato del futuro. Como el futuro que no me gusta.
      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s