Cine en fotos: El pesimismo de Luis Buñuel

buñuel_39

He estado siempre al lado de aquellos que buscan la verdad, pero los dejo cuando creen haberla encontrado. Se vuelven muy a menudo fanáticos, lo que detesto, o si no ideólogos: no soy intelectual y sus discursos me hacen huir. Como todos los discursos. Para mí el mejor orador es aquel que desde la primera frase saca de sus bolsillos un par de pistolas y dispara sobre el público.

(…)

Todo género de espectáculo tiene su público particular. El que va al cine es, en general, el menos simpático de todos. Hacer cola lo pone de mal humor: jamás se le ve el entusiasmo de un aficionado a una corrida de toros. En el fondo es un falso público que no está en relación con nadie sino con imágenes. Estas imágenes lo adormilan si son vulgares o lo distraen si son muy bonitas.

(…)

El cine me parece un arte transitorio y amenazado. Está muy estrechamente ligado a la evolución de la técnica. Si dentro de 30 o 50 años la pantalla ya no existe, si el montaje no es necesario, el cine habrá dejado de existir. Habrá llegado a ser otra cosa. Estamos ya casi en este caso cuando un film se pasa por televisión: la pequeña dimensión de la pantalla lo falsea todo.

(…)

A menudo he vuelto sobre el tema del hombre en lucha contra una sociedad que busca oprimirlo y degradarlo. Cada hombre me parece digno de interés, pero cuando están reunidos, su agresividad queda libre convirtiéndose en ataque o huida, ejerciendo violencia o sufriéndola. La historia de las herejías lo demuestra perfectamente (…). Me fascina ver que si unos hombres se reúnen alrededor de una convicción, si forman una sociedad fundada en esa convicción, basta que uno de ellos difiera, aunque sea de manera ínfima, para que sea tratado como el peor de los enemigos.

navaja_viridiana_39

(…)

Creo que nuestro mundo está perdido. Será destruido por la explosión demográfica, la tecnología, la ciencia y la información. Es lo que llamo los cuatro jinetes del apocalipsis. Me siento asustado por la ciencia moderna que nos conducirá a la tumba por la guerra nuclear o las manipulaciones genéticas, a menos que lo sea por la psiquiatría (…). Si tuviese que hacer un último film lo haría sobre la complicidad de la ciencia y del terrorismo. Aunque comprendo las motivaciones del terrorismo, las desapruebo totalmente. No resuelve nada: hace el juego a la derecha y a la represión. Uno de los temas del film sería el siguiente: una banda de terroristas internacionales se prepara para cometer un grave atentado en Francia, y en ese momento se conoce la noticia de que una bomba atómica ha explotado sobre Jerusalén. La movilización general es decretada en todos los lugares; la guerra mundial es inminente. Entonces, el jefe de la banda telefonea al presidente de la República. Informa a las autoridades francesas del lugar exacto, en una barcaza cerca del Louvre, donde pueden recuperar antes de que explote la bomba atómica que han depositado allí. En efecto, su organización había decidido destruir el centro de una civilización, pero ha renunciado al atentado porque la guerra mundial va a estallar y la misión del terrorismo ha terminado. En adelante es asumida por los gobiernos que toman a su cargo la destrucción del mundo.

El exceso de información ejerce también un importante deterioro en la conciencia de los hombres actuales. Si el Papa muere, si un jefe de Estado es asesinado, la televisión está allí. ¿Para qué le sirve al hombre estar presente en todas partes? El hombre de nuestros días jamás se encuentra consigo mismo como sabía hacerlo durante la Edad Media.

De todo esto resulta que la angustia es absoluta, y la confusión, total.

He conocido una época en que la derecha y la izquierda ocupaban posiciones bien definidas. La lucha tenía entonces un sentido.

(…)

En aquella película en que pensaba, hubiese querido rodar en la sala del Reichstag una reunión de quince premios Nobel científicos recomendando colocar bombas atómicas en el fondo de los pozos petrolíferos. La ciencia entonces nos sanaría de aquello que alimenta nuestras locuras. Pero creo más bien que lo peor terminará arrastrándonos, porque después de Un perro andaluz el mundo ha progresado hacia el absurdo.

Sólo yo no he cambiado. Permanezco católico y ateo gracias a Dios.

Pesimismo. Luis Buñuel (1980).

Anuncios

14 comentarios sobre “Cine en fotos: El pesimismo de Luis Buñuel

  1. La primera cita. Pues no deja de ser discurso ideológico, también.
    Qué actual suena todo lo que dice Buñuel de la Tecnología, la Explosión Demográfica, etc. Le ha faltado mencionar la contaminación.
    ¡Jo! Y con lo de la evolución o involución del Cine, lo clavó.
    En lo de que la Sociedad manipula al individuo, tengo mis dudas. Al fin y al cabo, cada vez somos más individualistas -la tecnología nos lo permite- y en lo económico, lo privado está acabando con lo público.
    Los terroristas en los que pensaba Buñuel debían ser unos idealistas, claro. Los que yo veo por la tele son escoria que fijan sus objetivos en la población civil y raramente amenazan a los gerifaltes.
    Y también tiene mucha razón en que las diferencias entre Derecha e Izquierda se han disuelto.
    De acuerdo, pues, en casi todo el pesimismo buñuelesco.
    ¿Pero tú crees que es la mejor manera de empezar un lunes?

  2. Una de las cosas más funestas que nos rodean son las falsas ilusiones: los lunes, como los septiembres, como los Años Nuevos, en realidad no empieza nada. Por tanto, ¿qué más da que algo sea en lunes o en jueves?
    De las cosas que cuentas, es verdad que en lo económico algunos hacen prevalecer lo privado sobre lo público. Pero no es más que un ejercicio de manipulación social sobre el individuo: precisamente la manipulación es la que consigue que admita lo inadmisible. Por otro lado, superficialmente se fomenta el individualismo, pero en el fondo no es así. El ser humano no ha perdido la noción de seguridad, su necesidad de sentirse parte de la tribu: es verdad que se fomenta el uso en solitario de esa condición, pero también lo es que la idea de rebaño está más vigente que nunca, e inducida más que nunca por los medios: la moda, las últimas tendencias, la cultura del ranking, de la estadística y del porcentaje… La gente ejerce individualmente su derecho a formar parte del rebaño, pero necesita al rebaño más que nunca.
    En cuanto al terrorismo, piensa que cuando escribió esto eran otros tiempos y que Buñuel estaba alejado de fenómenos como, por ejemplo, ETA. Entonces había un terrorismo con “ideales” o con “líneas políticas” que después se difuminaron para convertirse en simples mafias de delincuentes (en la propia ETA hay una clara diferencia entre su época anti-franquista y la posterior); sus actos eran, en todo caso, igual de reprobables, pero su explicación y su interpretación histórica es distinta a la posterior o a la actual.

  3. … Curioso, ¿verdad? que nuestro Buñuel hiciera cine para el público menos simpático… pero que se distrae con imágenes bonitas… Por eso estaba ahí para inquietar a ese público y con sus imágenes no volverle malhumorado pero sí revelarle un mundo de imágenes muy especial. Un público para el que provocaba una catarsis que le hiciera salir de ensismamiento…

    Ahora me espera un pack de dvd al que estoy deseando echar un vistazo: algunas obras para volverlas a ver y otras para enfrentarme de nuevas… (Él, Ensayo de un crimen, Abismos de pasión y Nazarín…).

    Y me atrevo a decirle a Buñuel que voy a ser una espectadora que va a mirar con pasión… si me lo permite, claro…

    Besos pensativos con pesimismo buñueliano
    Hildy

    1. El universo de Buñuel es inagotable, incluso en sus profundas contradicciones. Vale la pena explorarlo a fondo, hacerse con sus textos, leer detenidamente sus memorias, y buscar sus huellas en los fotogramas de sus películas. También se contradice en cuanto a la importancia de la pasión… Pero bueno, en todo caso, no le gustaba que lo interpretaran o lo explicaran: con ver sus películas y leer sus textos, es suficiente.
      Besos

  4. Hola, Alfredo, buenos días; ya tenía alguna referencia (muy ligera, eso sí) acerca de esa faceta del Buñuel ‘filósofo’ (por llamarlo de alguna manera), y la verdad es que desprende el mismo interés e intensidad que su obra cinematográfica. No le faltaba ojo predictivo a tu paisano, no…

    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

    1. Muy buenas, don Manuel. Y tampoco le faltaba humor, amigo Manuel, en plan “somardón” como decimos aquí (retranca lo llaman en otros sitios; un sarcasmo y una ironía a veces un poco cruel, desde luego poco fina). A veces conviene no perder eso de vista para no tomarse según qué cosas suyas demasiado en serio. Por ejemplo, los críticos siempre han buscado la trascendencia a cintas suyas como “Viridiana”; él, em cambio, siempre la consideró una comedia.
      Abrazos

  5. Pesimismo literario.Pesimismo cinematográfico de uno de los directores más grandes de la historia del cine.Pero luego,cuando lees sus memorias,sus otros libros de entrevistas,su biografía,lo que dicen sus muchos amigos,vivió su época intensamente,toda una gran aventura digna de envidiar,joder;una época sin internet ni móviles y todo eso y no veas cuántos encuentros,cuántos viajes,cuántas charlas con tanta gente tan grande,por diós.Yo ando peleándome con el vecino porque su perro se caga en el felpudo de la puerta de mi casa.
    Genial,siempre,don Luís.

    Abrazos mil,amigo mío.

    1. Ay, Paco, te entiendo muy bien. Ya sé que no es verdad si digo que ya no hay personas interesantes. No es cierto. Pero sí que lo es que hay ámbitos en los que antes solían abundar y hoy se han perdido por completo. El cine es el ejemplo más acertado que se me ocurre. Piensa en qué gente interesante queda dedicándose a esto (hablo a nivel de producción, dirección, guiones, o incluso de interpretación), por lo menos en Hollywood, a excepción de los “restos” de épocas mejores. Joder, es desolador.
      Abrazos

  6. Estamos ya casi en este caso cuando un film se pasa por televisión: la pequeña dimensión de la pantalla lo falsea todo ¡ Qué grande Buñuel !. Menos mal que nos queda tu estupendo blog para recordarnos, en muchas de tus entradas, lo grande que fue el cine.
    Saludicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s