Homenaje al doblaje: Voces en imágenes (Alfonso S. Suárez, 2008)

voces_39

Este documental de 2008 de Alfonso S. Suárez recopila los testimonios de algunos de los más importantes actores y actrices de doblaje españoles, voces inolvidables que para nosotros son indistinguibles de las caras que visten, de las historias que narran. Como dice alguno de ellos, el mejor halago que se les puede hacer es que no se note que están. Por eso evitamos mencionar sus nombres y nos quedamos con sus voces. Sin olvidar, por supuesto, a través de este resumen en 2 partes, recomendar el visionado de este estupendo trabajo para rendirles el homenaje que sin duda merece el doblaje español, con toda seguridad, en conjunto, el de mayor calidad de la historia del cine mundial.

Anuncios

12 comentarios sobre “Homenaje al doblaje: Voces en imágenes (Alfonso S. Suárez, 2008)

  1. Anda!…me ha sorprendido mucho este homenaje que haces al doblaje. Con lo que siempre lo criticas…Me gusta tu ¿ecuanimidad, se dice? porque aunque lo veas como algo negativo para nuestra formación lingüística (y no sé si también como una intromisión y devaluación de la obra original) valoras el trabajo de todos estos profesionales.
    Yo, es que como soy un ignorante y la fuerza de la costumbre, vería como un gran inconveniente tener que leer subtítulos. Y creo que ello me impediría disfrutar plenamente del visionado de una película.

    1. Es que hay que pensar en dos cosas: una es cómo ver el cine en las salas, y otra cómo verlo, por ejemplo, en la televisión generalista. El cine en VOS debería estar mucho más presente tanto en las salas como en la TV, pero debe haber espacios para el cine doblado, por lo que no debe ponerse en riesgo su profesión en absoluto.
      Como bien señalas, para mí lo negativo es, primero, que no asistes a la actuación completa del actor extranjero (como por ejemplo en “El discurso del rey”, donde tú no veías tartamudear a Colin Firth, sino a su doblador, a pesar de lo cual mucha gente hablaba de lo bien que lo hacía el protagonista…) y que en VOS descubres matices y enfoques diferentes a frases y expresiones que alcanzan dimensiones distintas y no siempre llevan la película de la misma manera que en el doblaje. Por otro lado, la cuestión lingüística, la sempiterna carencia idiomática de los españoles, contra la que el cine podría haber sido un gran aliado. Luego está la cuestión industrial: el cine de Hollywood siempre ha preferido el doblaje porque facilita la asunción de sus películas por el público forano, y eso les permite mantener el negocio.
      Como dice uno de los actores, el doblaje en España empezó con la República, por cuestiones sobre todo industriales y de cuota de pantalla, pero Franco lo hizo ley (1941).
      Dicho todo este rollo, dos cosas: ver cine y leer subtítulos no es incompatible; mera cuestión de hábito, costumbre y entrenamiento. El principal obstáculo es que la gente, por lo general, no se concentra para ver cine: lo ve como quien ve cualquier cosa alimenticia en la tele, y me sorprende día a día darme cuenta cómo hay gente que no se da cuenta de lo que ha visto, ni sabe por qué algo le gusta o no le gusta. La segunda: el doblaje español ha sido durante décadas el mejor del mundo. El mejor del mundo. Lo repetiré las veces que sean necesarias porque es una verdad como un castillo.

  2. Hola, Alfredo, buenos días; ví este documental hace tiempo y, ciertamente, se trata de una pieza magnífica, que ofrece un (creo que) justo homenaje a los profesionales del doblaje de este país, en el que otras cosas quizá no tanto, pero esta actividad sí que se desarrolla con un nivel de calidad extraordinario (eso sí, no me veo en condiciones de entrar en valoraciones comparativas respecto al de otros países, dado que esos otros ni los conozco ni tengo muchas opciones -dadas mis carencias idiomáticas- para llegar a valorarlos). En cuanto al debate VO-VD, es un tema ya bastante sobado y sobre el que se puede entrar en muchas consideraciones: eso sí, yo soy de VO a machamartillo y sin reservas, que conste…

    Un abrazo y buen fin de semana.

    1. Pues yo conozco un poco la cuestión del doblaje italiano, y un poquito del francés, y te puedo asegurar que es tremendamente inferior. En realidad, no hay tantos idiomas con que comparar, porque la mayor parte de los países de nuestro entorno respetan, como debiera ser de entrada, la V.O. porque, para empezar, cuentan con políticas lingüísticas efectivas.
      Abrazos

  3. El doblaje (hablo del clásico) es la voz auténtica del cine que hemos visto,y yo,al menos,me gusta más que leer las películas con esas palabras bajo las imágenes sobre fondo blanco y no se ve nada. ¡Qué rabia! Y para comprobar que las voz en español es mejor,más sensual. Pongo de ejemplo a Paul Newman, Marlon Brando, Richard Harris (que es el mismo) maravillosa. Luego a Groucho,Bogart,incluso el viejo Woody (Joan Pera) me gusta más que la suya, y no te lo pierdas,¡es la misma voz de C3 PO! Constantino Romero (Darth Vader,Clint Eastwood,etc.) Ahora se ha puesto de moda,aquí en Barcelona ir a ver las películas substituladas (¡las clásicas!) Bogart tiene una voz horrible en inglés.Lee Marvin es otra cosa,pero me gusta su voz en español y la original cuando canta en La leyenda de la ciudad sin nombre.En fin, que no acabaríamos nunca. ¿Inglis pitinglis?

    Abrazos

    1. Yo te entiendo, porque también he crecido con ello. Pero no es menos cierto que en las versiones dobladas no ves actuar a los actores, o no del todo, y que tu recuerdo de Bogart no es, en parte, Bogart. Lo que sí prueba el listadillo que haces es que, como no me canso de decir, el doblaje español (el clásico) no tiene igual en el mundo.
      Eso sí, yo veo cine subtitulado habitualmente y no tengo problemas en distinguir las líneas… Cuando el fondo es blanco, cambian el color, hombre…
      Abrazos

  4. Lo vi hace tiempo y, aunque nunca he sido un devoto defensor del doblaje (prefiero la V.O.S.) reconozco que no siempre se les reconoce el mérito que tienen estos actores de doblaje. Hay voces geniales, sin duda. Eso sí, yo prefiero siempre la voz original.

    Abrazoooooo

    1. Pues, como te he dicho alguna vez, la cosa depende. Porque hay actores americanos que dan pena (el último, Cassey Affleck en “Out of the furnace”; estaba deseando que alguien lo doblara…). Entiendo, eso sí, los motivos artísticos y los de la pureza de la obra, y soy partidario de ellos.

  5. ,,, Me apunto el documental a la de una, a la de dos y a la de tres…

    Independientemente de que un espectador prefiera cine en VOSE o en versión doblada, creo que los actores de doblaje españoles forman parte de una historia del cine muy especial (y de la forma de vivir y sentir el cine) y de la afición y cinefilia que se respira.

    Ahora hay un canal de televisión que está entrevistando a estos actores y actrices de doblaje… y se crea así otra historia, otra manera de ver y sentir el cine rebosante de detalles.

    Yo nunca olvidaré una anécdota que me contó una amiga de San Sebastián-Donostia y que me pareció absolutamente tierna y genial. El protagonista, al que conocí, era su abuelo (el aitona). Siempre estaba puesta la EITB en su casa. Un día estaba viendo el hombre una película de Bogart. Miró a su nieta y le dijo, orgulloso: No sabía yo que Bogart hablase tan bien en euskera.
    Y me pareció una anécdota tan bonita, tan potente… Me convertí en una fan de su abuelo.

    Besos
    Hildy

  6. Estoy muy de acuerdo contigo en que el español ha sido durante años el mejor doblaje aunque mi experiencia en otras lenguas es muy reducida. Durante años esos profesionales realizaron un excelente trabajo del que me considero deudor pues alimentó mi cinefagia a través de aquellos ciclos de cine televisivos y todas esas voces -y otras que no aparecen por haber fallecido sus dueños- me “suenan” muchísimo.
    Sin embargo, desde hace un par de décadas -quizás un poco más- y puede que debido a la ingente cantidad de productos a estrenar rápidamente tanto en cine como en televisión, parece que todas esas horas que trabajaban se han reducido mucho y ya no se repiten cortes o maquetas, con lo cual el resultado final no está a la altura del nivel que todos los cinéfilos conocemos bien. Por ejemplo, desde hace unos años me niego totalmente a ver películas en TV3 porque los doblajes son infames y me indigno por partida doble cuando pienso que la Escuela de Doblaje de Barcelona era en tiempos la mejor de España y que muchos de los grandes actores catalanes hacían un doblaje de primera fila.
    Lo que ya tiene tela es que se haga doblaje en castellano de “intérpretes” que no hablan otra lengua que el castellano…
    Cierto que el doblaje tiene su importancia y ayuda no poco a crear afición y cierto también que beneficia la expansión económica y cultural (globalización, dirían algunos) de los modos USA, pero más cierto que la v.o. ofrece la actuación al 100% y me resulta imposible entender a quien se atreve a calificar una actuación al 50%.
    Un abrazo.

    1. Un comentario impecable, Josep.
      Por eso conviene diferenciar el doblaje “clásico”. En los últimos lustros algo ha ocurrido y ni la calidad de los doblajes ni, si se me permite, yo diría que de las voces, están a la altura de lo que fue.
      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s