Cine en fotos – El primer beso de la historia del cine: The kiss (William Heise, 1896)

the_kiss_39

Pues eso: el primer beso de la historia del cine. Así de sencillo.

Este honor les cabe a John C. Rice y May Irwin en este cortometraje de 1896 y con elocuente y directo título dirigido por William Heise y cuyo único minuto de duración no evita que tenga guionista, John J. McNally.

Producido por la compañía Vitascope, el primer plano del beso no es más que un pasaje de una obra teatral, todo un éxito en Broadway, titulada La viuda Jones, adaptado para la ocasión. El susodicho beso causó no obstante todo un escándalo, ya que sus productores no evaluaron el efecto que las dimensiones de los actores y de la acción en la pantalla tendrían sobre un público todavía poco acostumbrado a las imágenes en movimiento, y mucho menos con semejante carga de pasión (hoy, sin embargo, a todas luces ingenua y antierótica).

En junio del mismo año, cuando la película se había convertido en todo un acontecimiento sociológico que dio muy buenos réditos en taquilla, un artículo en un periódico de Chicago publicado por Herbert S. Stone mostró la indignación con que ciertos espectadores habían recibido la película, sentando las bases del tira y afloja que durante décadas la censura impuesta por las mentes más cerriles y conservadoras impusieron, con el beneplácito de los grandes estudios, sobre la creación cinematográfica americana. El discurso de Stone no tiene desperdicio: “Semejantes cosas son ya bestiales en tamaño natural. Ampliadas hasta dimensiones gargantuescas y repetidas tres veces seguidas, resultan absolutamente repugnantes y entran en el ámbito de las competencias policiales...”. Lo que se dice un amargado de la vida, de esos que en vez de preocuparse por ser lo más felices posible únicamente se preocupan de que los demás compartan su amargura.

Una pieza histórica, auténtica arqueología cinematográfica, que se ofrece íntegra y sin cortes publicitarios…

Anuncios

13 Respuestas a “Cine en fotos – El primer beso de la historia del cine: The kiss (William Heise, 1896)

  1. Es genial cuando el tío se atusa el bigote antes de seguir besando. Si esto lo hubiésemos visto nosotros hacerlo a nuestros abuelos… No tengo en estos momentos la información exacta, tanto del título como del director y los actores, pero poco tiempo después de este primer beso de la historia del cine, se realizó la primera película pornográfica. No la he podido ver pero sí algunas imágenes que se muestran en mi vieja enciclopedia de la historia del cine. Curiosamente el tipo que se deja … se parece mucho a este, con los mismos bigotazos y el pene erecto a más no poder. Ay, recuerdo que mi abuelo Francisco no le hacía nada de gracia las películas de Emmanuelle y solía decir: “Esto en mis tiempos no pasaba”. Yo ya tenía esa enciclopedia pero no me atreví a enseñarle esas imágenes porque él tomaba rápidamente represalias a lo código Hays. Amigo mío, lo que se podría escribir sobre este título: Historia del beso en el cine. ¡Un beso! Luego vino Andy Warhol y rodó una película en donde solo se puede ver un beso en primerísimo plano que dura casi diecisiete horas. Se puedo ver en una exposición de aquella década de los sesenta. Anton Doinel no sabía que su desesperación venía de aquellos besos robados y Tornatore en su pequeño cinema paradiso los atesoraba dentro de una lata… Que no se me va de la cabeza este tío atusándose en bigote para seguir besando…

    Fuerte abrazo

  2. Como a Francisco… lo que hace más especial este beso (y sigue dándole distinción y convirtiendo la pieza en única)… es ese gesto del caballero que se atusa sus bigotes antes del beso… Y esa cercanía de la cámara y de un lenguaje cinematográfico que empezaba a cobrar vida…

    Besos filmados
    Hildy

    • Claro, porque si en el beso participara la Pantoja, la que se mesaría los bigotes sería ella… (qué malo soy, lo sé). Y lo que tú dices, puro lenguaje cinematográfico: en la tercera repetición del “morreo”, yo al tío como que lo veo más contento…

      Besos castos y sin mostachos

    • Fíjate, ayer LaSexta dedicó un reportaje en sus noticias a los besos de cine, y empezaba justamente con este. ¿Casualidad? Seguramente. El detalle del mostacho ha gustado mucho… Este tío te besa y de paso te cepilla la ropa… Abrazos

  3. Fascinante, gracias. ¿Sería posible compartir las fuentes de este apunte histórico para conocer mejor las circunstancias y a los protagonistas, detrás de y frente a la cámara?

  4. Pingback: The Kiss | Olga García Caballer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s