La evolución de los efectos especiales en el cine

Cortesía del capitán Morales.

la-torre-de-los-siete-jorobados_39

Un vídeo estupendo que rinde tributo cronológico a los más importantes hitos en el desarrollo de los efectos especiales, un elemento tecnológico del cine sin el cual el componente de ilusión y fantasía que le es inherente no sería lo mismo. Una pieza estupenda como vìdeo, claro.

Porque hablar de “evolución” tiene sus peligros. Primero, porque algunos de los recursos que muestran las imágenes son modernos, sí, pero no precisamente evolución (el horror de efectos visuales de Indiana Jones y la última cruzada, por ejemplo, que ya eran viejos y malos cuando se estrenó), como el hecho de que los efectos digitales canten tanto o más, para mal, que las antiguas transparencias del cine clásico, y segundo, porque no cabe hablar de evolución aisladamente desde el punto de vista técnico. Unos efectos especiales que no posean contenido narrativo, que no vayan estrechamente ligados al significado “literario” de un guión, al tema de una película, no representan en el fondo evolución ninguna. O lo son de forma meramente técnica, pero no cinematográfica. Es decir, simple efectismo. Escaparate vacío. Pero su uso correcto, sin abusos ni mero exhibicionismo tecnológico, desde los trucos más sencillos y habituales a los más grandiosos y espectaculares, han hecho del cine lo que es, una vida a la carta llena de infinitas posibilidades.

Anuncios

8 comentarios sobre “La evolución de los efectos especiales en el cine

  1. Totalmente de acuerdo, amigo Alfredo. Los efectos especiales en detrimento de una historia. Al fin y al cabo, lo que todo el mundo necesita no es precisamente efectos especiales sino que le cuenten bien simplemente una historia. De ahí el fracaso continuo en la taquilla sobre estas películas que apuestan, desde un principio, por las espectaculares escenas. Ves en el cine un tráiler y lo único que te ponen son precisamente las escenas más trepidantes acompañadas de una música potente. Luego vas al cine y pasa lo que pasa. No hace mucho, estuve en el cine y vi el tráiler de El llanero solitario. Más que un tráiler era la exhibición de una escena sobre un descarrilamiento de un tren. Me hizo gracia esta nueva estrategia que no han vuelto a repetir, porque la gente quedó satisfecha con esta escena y conscientes de que no habían más en toda la película no fueron a verla y se conformaron con el tráiler. Creo que no ha evolucionado nada bien la técnica con el guión, y te voy a decir más, creo que los efectos especiales no deberían verse nunca en la pantalla porque le quita magia y esto es una cosa que no saben los que se dedican al cine. Ellos hacen todo lo contrario; es lo único que se ve en la pantalla, de ahí el aburrimiento y lo insustancial. El séptimo arte ya es de por sí un truco descarado que nada tiene que ver con la literatura en donde eres tú quien imagina, por lo contrario, el cine imagina por ti. Te pongo un ejemplo sencillísimo de lo que debería ser la magia: La prima Angélica. ¡Qué manera de transportarnos del pasado al presente, y viceversa, en un mismo plano sin trampa ni cartón! ¡Y sin efectos especiales! Maravillosa e inquietante. Y hablando de inquietante, tenemos esa maravilla que es El año pasado en Marienbad. El cine no admite trucos truculentos porque siempre se ven. Hoy vemos las películas de Méliès o, mejor dicho, lo vemos a él realizando trucos de magia y no cuela porque antes de desaparecer la mujer sentada en una silla vemos el corte del plano. No obstante, podemos asistir a un espectáculo de magia en directo y seguiremos asombrándonos.

    Un fuerte abrazo, amigo.

    1. Toda la razón, amigo. Cuando el mago descubre el truco, el truco tiene gracia (y no siempre), pero el mago ya no.
      El problema viene, quizá, del hecho de que los grandes directores buscaban soluciones técnicas para las historias que pretendían contar. Ahí entraban los productores, dispuestos a aprovechar técnica y comercialmente las necesidades de guión planteadas por el director. Probablemente, ahora mismo sucede lo contrario. Fulanito o menganito inventan una nueva cámara o un nuevo aparatito y buscan luego qué hacer con él, qué historia pueden contar a través de él. La técnica antes que la historia. Así sale lo que sale, chorradas en 3D o apoteosis pseudoaudiovisuales que no se las daría a ver ni a mi peor enemigo infectado de lepra y bubonizado.

      Abrazos

  2. … He disfrutado mucho este vídeo. Y sobre todo los debates apasionantes que genera. La clave…, ya lo habéis dicho, que los efectos especiales no anulen o nublen (tanto por su perfección o su cutrez) una historia. Que detrás de ellos no haya vacío.

    No podía faltar la luna de Méliès…

    Besos
    Hildy

    1. A mí, sin embargo, lo que más me gusta es cómo se usan efectos especiales para las cosas aparentemente más sencillas, aquellas que emulan la vida cotidiana o que no cruzan el filo de la ciencia ficción o de la fantasía. Contra lo que la gran mayoría opina, todas las películas tienen departamento de efectos especiales; la cuestión es que no siempre están al servicio de otros mundos, otras realidades u otras dimensiones.
      Besos

  3. Amigo Alfredo! No solo me parece un vídeo estupendo (que tuve ocasión de encontrar por ahí hace días por casualidad). También quiero decirte que me encanta la imagen de “La Torre de los 7 Jorobados”. Me la regalaron hace un tiempo con su libreto y edición magnífica en DVD y es una maravilla oculta (poco reconocida) del cine español.

    Abrazos

    1. Peliculón. Para que luego digan de según qué cine español, brrrr… Edgar Neville, más allá de adscripciones políticas y de algún que otro título alimenticio, en general merece mucha atención.
      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s