Música para una banda sonora vital – Golfus de Roma (A funny thing happened on the way to the Forum, Richard Lester, 1966)

golfus de roma_39

En cierto programa de humor de cierta cadena televisiva española que se emite los viernes por la noche, los cómicos (varios de ellos pseudocómicos, y algunos otros ni siquiera cómicos) anteriormente sometidos a toda clase de pruebas lesivas para su integridad física, se despiden del público canturreando y bailoteando una canción que proviene directamente de esta chispeante comedia musical dirigida por Richard Lester a partir de una obra de Burt Shevelove y Larry Gelbart, y que es interpretada en los créditos iniciales por Zero Mostel, actor en su día perseguido por el maccarthysmo.

Además de la presencia siempre entrañable de un crepuscular Buster Keaton, la película es recordada por varias de sus melodías, algunos gags excelentes, y la presencia en la dirección de fotografía del también director (aunque bastante más rarito) Nicolas Roeg.

Y de propina, la versión doblada al castellano, que carga de razones a los adversarios acérrimos del doblaje de películas…

Anuncios

4 Respuestas a “Música para una banda sonora vital – Golfus de Roma (A funny thing happened on the way to the Forum, Richard Lester, 1966)

    • Recuerdo haberla visto de muy joven y haberme tronchado en momentos muy puntuales. Luego la he visto alguna otra vez y ya no hubo carcajadas, más bien sonrisas tiernas. Con el nuevo visionado perdí explosividad humorística, pero gané en un humor más sutil que late bajo la simple apariencia. Vale un visionado, al menos.
      Yo tengo predilección por los etruscos…
      Besos

  1. Siento simpatía por Richard Lester porque fue un director fresco de los sesenta. Y es esa frescura lo que percibo siempre que veo una de sus películas. No son grandes la mayoría de ellas, pero sí frescas, se le nota que tiene ganas de hacer lo que hace. Por donde no paso es por los supermanes II y III. El primer mosquetero no está nada mal, luego vinieron dos más. Con dotes ya de clásica es Robin y Marian, inolvidable cuando se levantan por la mañana y oímos eructos y pedos, pero mucho más su final cuando seguimos con la mirada la flecha que se pierde, no en la distancia, sino en el tiempo. Nadie la ha vuelto a ver porque nadie quiere creer. Cuba es un película que va ganando con el tiempo con un moderado Sean Connery, fue aquí, precisamente, cuando empezaron a considerar que podía hacer este Bond con peluquín otras cosas. Los primeros golpes de Butch Cassidy y Sundance pudo haber tenido más repercusión si la peli hubiese sido rodada antes de que Paul subiera a su bicicleta. Con la peli de Hill no hay director que se pueda enfrentar. Y luego vienen los Beatles. Hoy siguen siendo frescas por su ingenuidad porque no todo lo ingenuo es malo, pero Lester se lo pasó tan bien que realizó una, ya desfasada en aquel momento, Cómo gané la guerra, con un Lennon poco creíble. Golfus de Roma, como bien dices, me gusta según qué momentos. Como ya sabes lo que me gustan los gifs, hace tiempo que ando buscando el de Buster subido a esa rueda de noria que no le lleva a ninguna parte, escena que fue ideada por él y es fácil saberlo porque en sus cortos, en sus maravillosos cortos, empleó esta metáfora del hombre que no puede escapar a su destino. ¿Recuerdas el corto titulado Scoops cuando el genio cae en el interior de aquella rueda de barco? Por cierto, no lo he encontrado todavía. ¡Mecachis! Me lo pondría en el blog como el espíritu del que aquí escribe. Y me voy ya.

    Abrazos

    • Ay, los mosqueteros… Lester se empeñó en rodar dos películas a la vez “Los tres mosqueteros” y “Los cuatro mosqueteros”, con la idea de hacer montajes separados y comercializarla en dos partes. La cosa es que se lo ocultó a los actores, que cobraban por una única película, y se montó un buen pollo. Su mezcla de “fidelidad” a la historia y humor siempre me atrajo. Ahora bien, de todas las que citas, me quedo con “Robin y Marian”, o cómo el cine es capaz, cuando hay talento, de desenfocar personajes conocidos y crear cosas distintas a partir de ellos sin perder el respeto a su esencia, a lo que los ha hecho inmortales.
      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s