Electroletras: La larga despedida del western

Alta_sierra_39

En Electroletras, el programa de TEA FM, hablamos del ‘final’ del western como género. De películas que desde principios de los años sesenta hasta bien entrado el siglo XXI parecen erigirse en despedidas definitivas de un género que es consustancial a la existencia de Hollywood y, por lo tanto, a la historia del cine, pero que nunca termina de marcharse del todo: Sam Peckinpah, John Ford, Paul Newman y Robert Redford, Ben Johnson y Peter Bogdanovich, John Wayne y Don Siegel, Clint Eastwood y los hermanos Coen…

electroletras

Ir a descargar

Anuncios

5 comentarios sobre “Electroletras: La larga despedida del western

  1. El crepúsculo, el final de algo, la despedida, la decadencia, creo yo que también pudiera ser parte de las mismas historias y no solo del western. Se empieza a hacer menos películas porque se empieza a hacer muchas películas malas. Todo lo dicho parece que refuerza poéticamente cualquier género, pongo de ejemplo 2001: una odisea del espacio, que la mayoría de los críticos dijeron que era una alegoría sobre el final del género, cuando nunca se había hecho una película de cuyo argumento no tenía nada que ver con todo lo realizado hasta entonces. Luego vino Lucas para hacer “no revitalizar” como se ha dicho del género, porque sí que tenía mucho que ver con lo que se venía haciendo desde los años cincuenta, sobre todo en el mundo del cómic. El western es un género que nunca existió en la historia de los Estados Unidos, en todo caso, se inspira en su paisaje, en los primero colonos y el problema de los indios, y poco más, hay tienes a Sergio Leone, que más que “revitalizar”, añade conceptos nuevos acentuando más los mejores tópicos en aras de la acción y para mayor gloria, tamabién, del cómic. Leone anticipa Mad Max. El western tiene como tema, sobre todo, la venganza y el pistolero desarraigado, itinerante que se aposenta por un tiempo, y sin quererlo, en el pueblo, medio fantasma, de turno, para solucionar los típicos conflictos entre el cacique y el noble campesino que se gana el pan con el sudor de su frente. El western cuenta las historias de siempre, como el film noir, el screwball comedy, el terror, el péplum, etc. Es lo que llamaron Jordi Balló y Xavier Pérez en su fenomenal libro La semilla inmortal. Creo que el western gana la partida a todos los demás géneros en nuestros días. Primero porque cada vez estamos más alejados de la naturaleza, de los grande paisajes; segundo, que la técnica da más realismo, ya no hay que rodar en las traseras de los estudios y plantar árboles de cartón y poner horizontes pintados, y tercero, que siempre nos saca la adrenalina que llevamos dentro. Aquí tienes el ejemplo de El renacido, que no tiene ninguna historia que renueve nada, porque no hay nada que renovar, al fin y al cabo es una historia de venganza, como Nevada Smith dirigida por Henry Hathaway, con Steve McQueen (por poner solo un ejemplo). Lo único que leo sobre esta película es lo bien que está rodada la escena del oso y los espectaculares paisajes. Yo digo que para ver solo eso me basta con ver cualquier documental, en fin. El tema de la venganza siempre funciona, hay tienes la exitosa película de los setenta de Michael Winner y protagonizada por Charles Bronson, que no es más que un western. El western nos gusta y si lo aderezan con aromas crepusculares, mucho mejor. La venida del ferrocarril no augura nada bueno. Los nuevos caciques están mejor organizados. Asaltar un banco es cada vez más difícil. Las putas son más feas porque las guapas de las quedan los tipos con brillantina y puro. Paul Newman arrojando con odio una bicicleta en nombre del progreso. Un western que termina en un saloon donde todos bailan y el horizonte todavía es inalcanzable no es un buen western. Tarantino no hace un western, filma de nuevo Reservoir Dogs en clave de western, que también pudiera ser una película de ciencia ficción con un extraterrestre con ganas de comer higadillos infiltrado en una colonia espacial. La atmósfera de Solo ante el peligro se puso también en el espacio. A mi juicio, lo más importante, en cualquier género, es la mirada de su director. Entendemos la de Ford, la de Hawks, la de Peckinpah, la de Eastwood, pero a mí me cuesta más entender, no la mirada, sino el mitovo de un Tarantino o de un Alejandro González Iñárritu. Pero contra gustos…

    Paro ya porque creo que me estoy excediendo más de la cuenta. Y todo para decir simplemente que me ha gustado todo lo que has dicho y que me gusta el western. Debo tomar clases de concisión.

    Un fuerte abrazo.

    1. Efectivamente, el western es la fabricación, en formato amable, de la historia de los Estados Unidos. Es más que un género, es más que cine. Es la invención de un árbol genealógico que deja los parientes perversos, pero elimina a los pobres (indios, españoles y mexicanos, y en menor medida franceses), y con suerte recupera a los inmigrantes (todos esos irlandeses, polacos y alemanes de la caballería de John Ford). No le veo ningún sentido a los westerns de hoy (llamemos “hoy” a después de Sin perdón), no entiendo su filosofía, o que vayan más allá de la elección de una simple puesta en escena, por los paisajes, la aventura o cierta idea de romanticismo trasnochado. No veo ningún sentido a que El renacido sea en el Oeste (que no es tan Oeste, dicho sea de paso, ni por geografía ni por época concreta, aunque haya indios) o Los odiosos ocho, que como bien dices, puede ser una intriga noir sin más.

      En fin, que se me va la olla. El caso es que el western, por suerte, no termina nunca de irse, aunque todo lo que no vaya acompañado de nostalgia, de acta de defunción, no sé, no termina ya de funcionar. El western han sido nuestros libros de caballerías. El Quijote hoy saldría a emular a Billy el Niño.

      Abrazos

    1. Pues mira, ahora que lo dices, me ha gustado mucho Bone tomahawk. Ni crepúsculo ni Tarantino. Salvaje Oeste, pero salvaje a tutiplén…

      Te la recomiendo, pero no sé si habiendo cenado o sin cenar.

      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s