Cine en fotos – Con la muerte en los talones (North by Northwest, Alfred Hitchcock, 1959)

Con la muerte en los talones_39

El celo y la inventiva de los censores brilló a gran altura en una de las obras maestras de Alfred Hitchcock, Con la muerte en los talones, que fue sometida a un riguroso examen en 1959. Durante el visionado, la Comisión de Censura prestó una escrupulosa atención a los diálogos -cargados de doble sentido- entre los protagonistas. Por ejemplo, se exigió “suprimir frase referente a ¿qué podría hacer un hombre sin su ropa, durante veinte minutos?”.

Pero la escena que inspiró más literatura es aquella en la que el personaje de Cary Grant se encuentra por primera vez con su pareja de reparto (Eva Marie Saint), en un tren de literas.

El talento de Hitchcock hizo que la escena destilara erotismo y los censores no lo pasaron por alto. La pelícua sufrió varias “adaptaciones”, entre ellas “aliviar el recíproco restregón en la litera del tren”. Otro censor lo expresó con más precisión: “suprimir las efusiones en el departamento del coche cama, dejando solamente la iniciación del primer beso, cuando están de pie, que se ligará con el término del último beso”. Y alguien añadió un nuevo detalle a la escena, pidiendo la supresión del “beso corrido circular”.

La trama, pese a todo, recibió un trato benevolente de los miembros de la Comisión de Censura. Uno de ellos dejó escrito en su informe: “Sin inconveniente, aparte de algunas caricias amorosas demasiado vivas. El interés de la intriga se malogra por la disparatada intervención de lo violento y lo acrobático”. El censor no aclaraba si la mención a las acrobacias incluía el “beso corrido circular”.

La censura cinematográfica en España, de Alberto Gil (Ediciones B, 2009).

 

4 Respuestas a “Cine en fotos – Con la muerte en los talones (North by Northwest, Alfred Hitchcock, 1959)

  1. … “Beso corrido circular”… algunos de estos informes de censura tienen que ser impagables. Es, quizá, una de las películas de Hitchcock que más cariño tengo.

    ¿Todo bien?

    Beso
    Hildy

    • Todo la mar de bien, mi querida Hildy, mil gracias. He estado unos días fuera de juego por una buena causa…

      Te recomiendo encarecidamente el libro. Muy muy curioso, y con abundantes extractos de informes de lo más delirantes.

      Besos.

  2. La censura con el tiempo, queda envejecida, es más, olvidada por completo, y si se recuerda no es más que una anécdota absurda; un chiste. Sin embargo siempre quedará la obra, como por ejemplo, esta obra maestra de Hitch. Sigamos: contra el telón de fondo lleno de ambigüedad moral y tensión a escala planetaria “Crisis en Oriente Medio”, grita en un momento dado un vendedor de periódicos de Nueva York, el fundido-encadenado que realiza Hitchcock entre el edificio de las Naciones Unidas y la placa de bronce de la CIA resume a la perfección el cinismo en las relaciones internacionales que caracteriza a la época actual, y que quizá no debería tomarse a la ligera como hace Thornhill al principio de la película cuando, intentando rechazar las extrañas cosas que le están pasando, dice tranquilamente: “Todo esto es ridículo.” Yo no hay día que no me lo diga. Ay, cuando Cary Grant se pone el traje de ese hombre verdadero pero inexistente que es George Kaplan, se da cuenta de que la queda muy corto. La realidad, viene a decirnos Hitchcock, es siempre más pequeña que el arte. Una mujer real, que protege a un hombre imaginario (justo al contrario que en Vértigo). Joder, y todavía quedan individuos que se disfrazan de cangrejo y te dicen en tono achulado que Con la muerte en los talones es una mala película. En fin, otro tipo de censura, al fin y al cabo.

    Abrazos.

    • ¿Sabes qué es lo que ni Cary Grant ni Michael Caine pueden hacer…?

      Lo divertido, aunque escalofriante si lo sitúas en su contexto, de leer hoy los informes de la censura es descubrir un mundo que, afortunadamente, ya no existe. O, mejor dicho, sí que existe, pero ya no podría mostrarse así porque ni quienes lo perpetúan lo soportarían. Ay, esos trenes, con esos pasillos tan estrechos, con las paredes tan cercanas…

      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s