Mis escenas favoritas: El hombre que pudo reinar (The man who would be King, John Huston, 1975)

La justicia imperial, protestante y blanca (“no somos dioses; pero somos ingleses, que es casi lo mismo”), llega a los pueblos atrasados y oprimidos del Asia Central en esta maravillosa película de John Huston, basada en la historia de Rudyard Kipling, probablemente la más hermosa, y sustanciosa, película de aventuras que se ha hecho jamás. Un proyecto que Huston intentó levantar en distintas décadas (con Clark Gable y Humphrey Bogart, con Kirk Douglas y Burt Lancaster, con Paul Newman y Robert Redford) y que vio la luz en el momento justo con Sean Connery y Michael Caine. Una película que todo contertulio y periodista debería ver antes de ponerse a opinar sobre todo lo que ha ocurrido, y sigue ocurriendo, en aquella zona del planeta desde septiembre de 2001, y aun antes.

8 comentarios sobre “Mis escenas favoritas: El hombre que pudo reinar (The man who would be King, John Huston, 1975)

  1. JA,ja! pues según la escena, la injerencia de Occidente en Oriente no parece demasiado malintencionada. Será que es “nuestra” peli…

  2. De las posibles parejas que podían haber protagonizado esta historia… me llama la de Kirk y Burt… No hubiera estado mal… y seguro que otro aire hubiese tenido.
    Sí, el cine es un buen instrumento para analizar y entender el mundo que nos rodea. Para tener otras miradas y puntos de vista.

    Beso
    Hildy

    1. Yo es que no termino de ver a ninguna otra… Como bien aconsejó Paul Newman a Huston, esta historia tenía que ser protagonizada por británicos. Piensa, por ejemplo, en la secuencia en la que entran al despacho marcando el paso. No puedes poner a ninguno de los seis “descartados” a hacer eso. No te los hubieras creído. Podrías quitar la secuencia, claro. Pero luego piensa en cuántas tendrías que quitar por motivos parecidos…

      Besos

      1. Muy bien opinado, aunque ahora, a toro pasado, es taaaaaaan dificil imaginar a otros que no sean Caine i Connery en el papel.Da igual, obra maestra, se mire como se mire…

  3. A mi, aparte de todo lo que habéis hablado, de esta película hay aportaciones cómicas de(supongo) Gladys Hill y John Huston que me hacen mucha gracia (ya suponía que ciertas cosas no venían de Kipling, pero recientemente leí el libro y lo confirme) Me refiera a cuando Dravot y Carnahan se van adentrando en sus nuevos dominios, y a medida que van conquistando poblados, los jefes locales van todos rajando de los poblados de arriba utilizando todos el mismo mantra y siempre apostillando al final como frase de remate: “Y además, se mean río abajo cuando nos bañamos” Evidentemente, no es un toque muy British, y se percibe un poco la pluma un poco más vulgar de Huston, pero a mi siempre eso me hizo gracia y humaniza con el humor la épica de Kipling. O cuando Michael Caine acusa en el tren a un zafio nativo para acusarle falsamente del robo del reloj a Kipling y lo echa groseramente dándole una patada en el culo con el tren en marcha. Será que soy un poco slapstick. Pero eso si: Obra Maestra.

    1. Es una película llena de detalles maravillosos, tan épica como picaresca. De la clase de películas que solo pueden escribir aquellos que conocen muy bien la vida. La vida de verdad. Un poco al modo del golfo de Harry Flashman creado por George MacDonald Fraser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.