Música para una banda sonora vital: El color del dinero (The color of money, Martin Scorsese, 1986)

La cinefilia de Martin Scorsese llega al extremo de continuar una de las más grandes películas americanas de todos los tiempos, El buscavidas (The hustler, Robert Rossen, 1961). En El color del dinero (The color of money, 1986), recupera a uno de los mejores personajes escritos para Hollywood, Eddie Felson (Paul Newman), genio del billar que, ahora retirado y dedicado a regentar una tienda de licores, descubre a una joven promesa del billar (Tom Cruise) que presume de no haber encontrado un rival de su talla.

Probablemente innecesaria, irregular y notoriamente inferior tanto respecto a la película de Rossen como a la filmografía de Scorsese de la década anterior (en una lenta pero incesante cuesta abajo que poco a poco le iba llevando hacia la impersonalidad que, con contadas excepciones, arrastra hoy en día), si la película tiene un interés es asistir a la impresionante interpretación de Paul Newman en un personaje que se le ajusta como un guante, muy superior a Tom Cruise entonces y en todo lo que este haya podido hacer después o haga en el futuro. Newman se come una película en la que le da la réplica Mary Elizabeth Mastrantonio, mientras Tom Cruise encarna su típico personaje de listillo gilipollas. Además, John Turturro, Forest Whitaker, Iggy Pop…

Eric Clapton, entre otros, puso música a su banda sonora: Is in the way that you use it, un tema puramente ochentero para el lucimiento guitarrístico de su compositor. Se supone que el título de la canción se refiere al taco de billar…

 

Anuncios

6 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital: El color del dinero (The color of money, Martin Scorsese, 1986)

  1. Muy buenas!
    Celebro que muestres ese entusiasmo por El buscavidas, a mi también me parece una de las mejores películas de la historia (habrá a quien le suene exagerado esta afirmación), aunque hace un par de años que no la he vuelto a ver (me has dado una idea para esta madrugada) todavía recuerdo esa especie de agotamiento que contagia con esas horas y horas de billar, humo y alcohol. Sin lugar a dudas una autentica joya del cine.
    Si no recuerdo mal (o al menos eso fue lo que sucedió por aquí) el estreno de El color del dinero volvió a popularizar el billar, creo que se comenzó a jugar mas, muchos bares comenzaron a meter mesas. En su momento jugaba bastante, ademas del americano me gustaba mucho el billar español/tres bolas, le dedique muchas horas.
    Un saludo y hasta la próxima!

    1. Bueno, es que es una película extraordinaria, especialmente para su momento. En cuanto a El color del dinero, lo peor, sin duda, es Tom Cruise. Odioso.

      En fin, supongo que todos caímos en lo del billar en aquellos tiempos (bueno, yo bastante más tarde, porque cuando se estrenó la película yo tenía solo diez años), pero no sé si la influencia de la película fue para tanto.

  2. A estas alturas es que creo que de Eric Clapton lo puedo escuchar todo y disfrutarlo. HAsta en este lado más ochentero, tiene algo personal que lo diferencia. En este aspecto eléctrico, me quedo con el LP “Pilgrim” de 1998. “El buscavidas” es genial, desde luego y esta de Scorsese no la he visto pero… ¡qué mal me cae Tom Cruise! Es que ni puedo verlo. En el vídeo de Clapton aoarece haciendo el tonto con el taco y ya me he puesto malo. Más o menos, se me ha quedado la misma cara que se le queda en la escena a Paul Newman. ¡Vaya diferencia entre los dos! Un abismo. Abrazos.

    1. Pues suscribo todo lo que dices. Lo de Cruise creo que es lo peor de la película, y lo que la envejece a marchas forzadas. La última vez que la vi ya me pareció totalmente obsoleta. Y Clapton… Pues eso, que es un gozo prácticamente haga lo que haga, aunque toque la música de los Teleñecos… Abrazos

  3. Mi querido Alfredo, adoro, adoro El buscavidas… y solo he visto una vez El color del dinero y, la verdad, la recuerdo muy pero que muy poco. Mira, sería interesante una sesión doble. Pero sé que no me gustó tanto como El buscavidas, incluso creo recordar que no la viví como una continuación.

    Beso
    Hildy

    1. Te entiendo. Ciertamente, el único vínculo, más allá del billar, es el personaje de Newman, que se llama igual y que se supone que es el mismo personaje evolucionado con la edad. El resto tiene poco que ver, sí.

      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.