Música para una banda sonora vital: Grease (Randal Kleiser, 1978)

Frankie Valli interpreta el tema principal (de los muchos que tiene) de Grease, célebre musical inicialmente destinado al fracaso más rotundo que, contra pronóstico, se convirtió en un clásico generacional al tiempo que certificaba la muerte del Nuevo Hollywood y anunciaba los tiempos de la regresión ultraconservadora de los ochenta, disfrazando de diversión un mensaje de lo más reaccionario. El entretenimiento vino así a ser la coartada moral bajo la que se inoculó ideológicamente en el público la doctrina neoliberal norteamericana. La animación de los créditos de la película no advierte de apenas nada de lo que sigue…

Anuncios

10 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital: Grease (Randal Kleiser, 1978)

  1. Creo que ya te he taladrado mucho respecto a lo que opino sobre el cine de los ochenta. Pero creo que todavía hay más, amigo mío. Si hacemos un repaso, así, a vuela pluma, todo empezó con Ronald Reagan, ese actor mediocre que luego se metió en política y llegó hasta el Despacho Oval. Los americanos estaban muy desilusionados con todo eso de los hippies, en los 60, que dejaron un reguero de tías preñadas, basura después de los conciertos y religión hindú, total, para acabar trabajando en publicidad, jardincillos con barbacoa, calvos, barrigudos, bebiendo cerveza y hablando de cuando tenían melenas y todo lo que vieron con el efecto LSD, es decir, nada. Luego vinieron los, más sucios, años 70. Series de televisión como Kojak, los chupa chups, McCloud, Banacek y Pepe da Rosa sacándoles una canción que fue número uno en Spain. Boney M., el sonido disco y todo eso. América empezó a sentir nostalgia por los años 50, es decir, el sueño americano con tupé, chaquetilla universitaria, bares muy limpios con batido de chocolate y jukebox. Cochazos recién salidos de una Detroit lejos de ser lo que es ahora; escenario para la serie “The Walking Dead”. Césped, aspersores y perros muy monos cagando en el patio del vecino y electrodomésticos brillantes de color rojo que, por cierto, ahora vuelven a estar de moda. Mujer guapa con delantal, niños sonrosados y el Revolutionary Road actuando por su cuenta. Sí, los americanos empezaron a sentir mucha nostalgia. Entonces, el viejo Ronald, mete la nariz en el asunto y promete que si lo votan traería esa década y demostraría al mundo entero que el americano volvería a crecerle el tupé (aunque estuviera calvo), y volverían a hacer carreras de coches a lo James Dean en “Rebelde sin causa”. Fue tal la conmoción que incluso David Lynch, también un flipado de los 50, le votó. Ganó, claro que ganó. Consiguió que se pusieran de moda películas que tocaban esa década como “Regreso al futuro”, “Peggy Sue se casó”, La serie Twin Peaks, aunque ambientada en los ochenta, tiene muchas cosas de los 50. Y no voy a mencionar más para no hacerme pesado. “Grease” fue el punto de salida. Una comedia tonta, mediocre y con los tópicos más vergonzosos. Travolta se convirtió en el nuevo héroe y con él no llegó el escándalo sino la confirmación total de la decadencia del gusto moderno por parte de las masas para crear a un nuevo ídolo. En los ochenta Reagan creo junto a Margaret Thatcher al héroe definitivo: el neoliberalismo.

    ¡Venga! ¡Todo el mundo a bailar! ¡Acanchiu de monte player…!

    Abrazos mil.

  2. Que tal Alfredo!
    Pues si, a veces creo que las peliculas vienen a ser como esos “rasca y gana”, en cuanto le metes la uña aparecen cosas que te desconciertan o con las que estas en total desacuerdo. En tod caso quedemonos con su música. Interesante y aguda la radiografia de Francisco Machuca…jeje
    Saludos!

    1. En esta no hace falta rascar tanto, pero tienes razón. En particular, el cine de entretenimiento de los ochenta es un pozo sin fondo de adoctrinamiento capitalista que debería estudiarse en las escuelas. Y no en las de cine, precisamente.
      ¡Saludos!

    1. Ay, mi querida Hildy, el entretenimiento, cuántas cosas han ocurrido por culpa del culto al entretenimiento… A este fenómeno le dedico un buen pedazo de mis mentiras, y no por nada, sino porque forma parte de una corriente que es consustancial al propio cine, si de Hollywood se trata.

      Besos

  3. Entro por chafardear los comentarios, porque ni esta ni su antecesora de la fiebre sabatina las he visto jamás por convicción propia: bastante tuve con los vídeos promocionales que la tele única nos largaba en el programa musical “de actualidad” que veía mientras me comía mi bocadillo de tortilla. Esa clase de música me pilló a traspiés y todo el alboroto que montaron siempre me pareció superficial y ahora, pasados tantos años, veo pasmado que algunas actitudes manifiestamente machistas ya entonces se incrementan en los vídeos musicales que promocionan la “música de éxito mundial” de la semana.
    Coincido bastante en lo que dice Paco, aunque siempre he pensado que Ronald llegó a donde llegó en buena parte por la manifiesta incompetencia del cacahuetero Carter y su garra de águila…..
    Un abrazo.

    1. Esa otra yo tampoco la he visto, y si la he visto, la grima me ha podido y la he olvidado. La película se las trae, aunque sea para observar cómo bajo la carcasa del entretenimiento romántico y “divertido” se introducen los mensajes más carcas y reaccionarios de los setenta, el punto de inflexión que nos iba a llevar al neoconservadurismo de la era Reagan. Que sí, ganó por una serie de factores, pero no hay que olvidar que fue ocho años Gobernador de California, y que llevaba treinta en política con los republicanos (y unos pocos años más antes, con los demócratas). Y que en las distancias cortas ganaba por goleada.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.