La Jungla 4.0, la saga no pierde su esencia

Resultado de imagen de jungla de cristal 4

Las películas de acción tienen un séquito de incondicionales a nivel mundial. Bien es cierto que dentro de este campo tan grande, existen películas de grato de recuerdo, y otras que su existencia no incidieron en la historia del cine, por decirlo de una manera suave. Sin duda una de las sagas que han marcado un antes y un después en este tipo de films es la Jungla de Cristal. Las historias de John McClane cuentan sus fieles por millones, y en las cuatro entregas hasta el momento hay múltiples escenas para el recuerdo de los espectadores, y que ya son historia vive del séptimo arte.

En este sentido, un reciente estudio de Betway ha analizado multitud de estas tomas para comprobar si éstas son verosímiles, o simplemente surgieron de la imaginación y no pueden acontecer en la vida real. En lo que se refiere a la Jungla de Cristal, en su última película La Jungla 4-0 hay una escena que sorprende por encima del resto, y mantiene en vilo al espectador por ser sorprendente a la par que inesperada.

Después de contrarrestar el ataque de unos terroristas, John McClane se encuentra en la tesitura de escapar de los mismos. A mandos de un coche de policía que toma prestado, el protagonista va esquivando todo lo que se encuentra a su paso: coches de civiles, gente que está andando por la calle e incluso disparos de sus perseguidores los cuales intentan acabar con su vida. Ese fuego enemigo no solo viene de coches que persiguen a McClane, sino también de un helicóptero que pone en un aprieto al policía, teniendo la necesidad imperiosa de acabar con este aparato aéreo. Es entonces cuando McClane encuentra la oportunidad de hacerlo. Encuentra una rampa con una columna de hormigón, la cual con la velocidad que trae en el coche le sirve para empotrar su vehículo contra el helicóptero y así eliminarlo, previo salto del policía del coche antes de la colisión.

Lo que se convirtió en una escena para el recuerdo de los aficionados de La Jungla de Cristal, hace sembrar ciertas dudas de si es materialmente posible su reproducción en cualquier momento de la vida. A tenor de esto, una de las dobles más afamadas del cine en escenas peligrosas, Alice Ford afirma que “lo más probable es que el coche se hubiera estrellado contra la columna de hormigón y se hubiera destruido”.

Sea como fuere, la Jungla de Cristal es un canto gregoriano dentro del séptimo arte, y aunque listas de mejores películas de acción como la de El Mundo, no la incluya en el top ten de la historia, par a muchos revivir las andanzas de John McClane, en especial las primeras partes de la saga, es todo un acontecimiento y un disfrute para sus sentidos.

Bruce Willis marcó una época metiéndose en el papel de McClane, y en la actualidad múltiples generaciones se lo agradecen, ya que con él, empezaron a descubrir en mundo de la acción en el séptimo arte.

6 comentarios sobre “La Jungla 4.0, la saga no pierde su esencia

  1. He de confesarme adicto a algunas series cinematográficas y las de McClane está en el saco: la primera fue un soplo de aire fresco, dinámica, paródica, intrascendente y agotadora, pero esta última es tan requetemala que casi daban ganas de que sí, McClanes se estrellara en ésa acción tan irreal.

    Estas películas que tienen un aire paródico acaban por dar pena en varias ocasiones: ocurre lo mismo con la serie Bond y sus altibajos (por lustros casi que bajos-bajísimos) o la serie de Arma Letal: empiezan chocando, pero acaban siendo cansinas.

    En otro orden, Le llamaban Trinidad fué un clamoroso éxito y también desapareció con el rabo entre piernas, por agotamiento de la fórmula, que se trasladó a piezas de menor presupuesto y más ruido, casi directamente a circular en vhs (que ni siquiera el dvd estaba inventado).
    Pero Bruce Willis puede apuntarse el tanto de haber sido uno de los primeros en sacar buena tajada de un encasillamiento que ha prolongado tres decenios y sigue: ultimamente incluso haciendo refritos de los clásicos de Charles Bronson con Michael Winner.

    Creo que alguien con tiempo y talento podría formular un ensayo cinematográfico curioso con esa acción y violencia desatada como punto de alimentación de tantos actores que ya dejaron atrás el medio siglo y siguen dando mamporros a tutiplén.

    Todavía recuerdo cuando, veinteañero, me chocaba ver a John Wayne en McQ o a Frank Sinatra en La mujer de cemento (muy bien acompañado, por cierto).

    Un abrazo.

    1. La mala noticia es que ni siquiera es la última, que hubo otra… Cierto, eso que dices, sería buen tema para un ensayo, así que ya sabes, jejeje… Wayne tenía otra, “Brannigan”, en la que se iba a dar tozolones a Londres, en plan poli internacional…

      Abrazos

  2. No parece un articulo tuyo, la verdad. Mas que nada conociendo tu manera de escribir y tus pensamientos sobre las action movies.
    Respecto a esta saga personalmente solo me gusta la 1 y la 3. Aunque la primera ha envejecido pero me gusta. Es una pelicula disfrutable y Alan Rickman es siempre un fenomeno cuando juega al villano y en su momento los comentarios de MCclane y su personalidad tenian su guasa, aparte de que ver a un heroe que podia reir, lastimarse, que en todo momento parece que iba a morir y todo eso en una pelicula de 1 contra todos era algo novedoso, te lograba mantener en tencion en su momento, ahora no por razones obvias. La tercera es mi favorita, me encanta, todo ese ambiente contrarreloj y la quimica entre Bruce y Jackson, que carisma.
    Ya la 2 mas que una de Bruce Willis como me gusta llamarles parece de Seagal. Personalmente prefiero echarle la culpa a Renny Harlin que siempre ha hecho peliculas B de muy bajo nivel, un director pesimo. Ya la 4 es mas de lo mismo, hasta me recordo a la predecible Busqueda inplacable y la 5 peor aun, donde ya ni las escenas de accion son buenas, puro CGi, efectos de computadora. Muy aburrida. Para ser tan corta se me hizo larga lo cual no es buena señal (destaco la persecucion con el camion, espantosa y dura como 12 minutos).

    Personalmente a pesar de no ser cine ” arte” o de “calidad” he disfrutado la mayoria de peliculas de accion de Willis, Gibson (estos 2 manejan un registro mas), Stallone, Arnold e incluso Van Damme. Ya no trago a Seagal (el peor), Norris, Jet Li y Lungrend y esos de la actualidad. Pero reconozco que con los 5 primeros pase algun momento entretenido y siempre tendran un lugar para mi. Alguno no siempre tiene la oportunidad o el tiempo para ver un Padrino, un Vertigo, un Buscavidas, un Smoke, etc. Ahi entran las peliculas de estos entrañables armarios, que ya sabes de que van pero siempre las terminas de ver por que no hay nada mejor.
    Aquellos superheroes de carne hueso de los 80 y 90. De la epoca Reagan, de la epoca en la que todo parecia mas sencillo. Ahi aparece una imagen borrosa de un niño o un preadolecente que alquilaba en un simpre videoclub y como eso se convertia en algo mitico. Solo para poder ver y disfrutar una pelicula de su gran “idolo”.

    Saludos.

    1. Jejeje, Jonathan… No lo es, en efecto 🙂 Bien visto.

      Concido completamente con tu opinión sobre las tres primeras entregas de la saga. Rickman fue todo un descubrimiento. También en que el cine de acción dispone de un buen puñado de títulos estimables (no hay género menor, solo películas menores). No citaría especialmente a quienes comentas, pero sí, por ejemplo, las persecuciones de Bullitt o The French Connection, o Driver, la película de Walter Hill. Porque la acción no tiene por qué estar reñida con la existencia de un fondo del que sacar planteamientos interesantes (como ocurre con Robocop, por ejemplo). El problema viene cuando se trata de acción gratuita, o bien cuando esta sirve a principios políticos o ideológicos poco recomendables (como en las películas de Bronson y Michael Winner, por ejemplo, o respecto a Stallone, Chuck Norris y compañía). Pura propagación tóxica de ideologías peligrosas disfrazada de cine de entretenimiento.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.