Música para una banda sonora vital: Yojimbo (Akira Kurosawa, 1961)

Impresionante partitura la de Masaru Sato (o Satô Masaru, como se transcribiría correctamente su nombre al castellano), en la que destaca su tema de apertura, para esta obra mayor del gran Akira Kurosawa, protagonizada por el no menos grande Toshirô Mifune. Una composición que, como el cine del maestro nipón, emplea elementos autóctonos de la música japonesa al tiempo que posee un inconfundible aire épico que conecta con el gusto y la mentalidad occidental y con los ritmos de su época.

4 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital: Yojimbo (Akira Kurosawa, 1961)

  1. Dada la rigidez glaciar de la vida en el Japón de la preguerra, la deferencia absoluta a la autoridad y al consenso social, y la supresión del menor destello de individualismo, es simplemente un milagro que haya surgido un cine japonés, ni que decir de un talento inconformista como el de Kurosawa.

    ¡Qué grande es el cine de Kurosawa! Sus películas fueron las primeras que abrieron los ojos occidentales al vigor imaginativo y la belleza del cine japonés. Aunque se le conoce más por sus estudios épicos sobre la figura del guerrero samurai, Kurosawa abordó también numerosos temas modernos mostrando una profunda compasión por la condición humana.

    Ver y oír sus entrevistas (existen documentales y libros de entrevistas) constituye una experiencia que no se olvida fácilmente. Hombre de elevada estatura, especialmente para ser japonés, y de comportamiento amable y sonriente. Resulta difícil reconciliar esta benigna imagen con la del humanista desesperadamente apasionado o con la del gran maestro en el cine de acción y violencia. En su caso, puede decirse que las aguas, en apariencia tranquilas, son excepcionalmente profundas.

    Ahora está de moda viajar al Japón, cuando todos los japoneses están en Barcelona. Yo viajo al Japón yendo a la ciudad condal, y los que van al Japón dicen que allí no hay nadie. Sí, los hay, pero no se ven. Me pregunto: ¿qué pensaría hoy Kurosawa sobre un síndrome que asola Japón llamado “Hikikonori” ?, que significa el aislamiento que sufre mayoritariamente los jóvenes que se encierran en una habitación de la casa de sus padres durante periodos de tiempo prolongados, generalmente años. Sienten tristeza y apenas tienen amigos, y la gran mayoría duermen o se tumban a lo largo del día, y ven la televisión o se concentran en el ordenador durante la noche.

    Buen finde y abrazos mil.

    1. Ay, amigo Paco, hay una entrevista que circula por ahí en la que el periodista le pide a Kurosawa que dé un consejo a los jóvenes… Es maravilloso. Les pide que lean mucho, que lean de todo, sin parar, y que piensen el cine con lápiz y papel antes de lanzarse a pensar en imágenes. Un gran hombre, un tanto triste, pero inmenso.

      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.