Mis escenas favoritas: Charada (Charade, Stanley Donen, 1963)

Un Hitchcock sin Hitchcock. Stanley Donen siguió la plantilla del director británico para esta comedia de intriga repleta de eso que llaman glamur (que no se sabe qué es) y que gira en torno a un asesinato y a la desaparición de un dinero. Con Cary Grant y Audrey Hepburn el estilo y la elegancia están asegurados, incluso en las situaciones más insospechadas…

6 comentarios sobre “Mis escenas favoritas: Charada (Charade, Stanley Donen, 1963)

  1. Mi querido Alfredo, adoro esta película.
    La veo una y otra vez y no me canso.
    Aunque me sepa toda la trama y sepa su desenlace.
    Efectivamente, difícil es definir el glamur, pero Audrey y Cary lo tienen a raudales.
    Otra de las películas que se aprovechan de París y del tópico “ciudad del amor”, pero ¡aquí le sienta tan bien!

    Beso
    Hildy

    1. Es una maravilla, repleta de humor y encanto, con un repartazo, además, porque la nómina de secundarios quita el hipo… Un musical sin música, un Hitchcock sin Hitchcock, otra de esas películas que ya no se hacen, que son imposibles hoy. Y París… Hombre, si transcurriera en Sigüenza (y mira que es bonito Sigüenza) no sería igual, jejeje…

      De entrada, recordemos que la palabra “glamur” no tiene nada que ver con Francia ni con París, y que no es una palabra francesa. A partir de ahí, el espejismo continúa.

      Besos

  2. Una película absolutamente deliciosa. No sólo es un homenaje a Hitchcock, sino que también hay guiños a “Un americano en París”, de Minnelli. Y no sólo la pareja protagonista es maravillosa (eso sí, a Grant las gafas no le favorecen nada) – amén de que Cary Grant se veía ya demasiado mayor para el papel y, por tanto, darse la particularidad de que fuese Hepburn quien fuera tras él y lo conquistara -. Los secundarios están de fábula, incluido el inspector de policía (“todos los asesinados mueren en pijama”, apostilla siempre). Pero de todos ellos yo, por razones personales, me decanto por dos: un James Coburn tan peligroso como atractivo y el inmenso Walter Matthau, que, cada vez que habla por teléfono con Hepburn, yo me parto de risa con las cosas que hace como, por ejemplo, aquélla en la que hace gimnasia.

    Besos!!!

    1. A fin de cuentas, solo faltaban tres años para que Cary Grant fuera plenamente consciente de lo que habían envejecido las tramas en las que él podía desenvolverse, y que decidiera, en consecuencia, retirarse prematuramente. Prematuramente para un actor de su edad y su capacidad, no en general, porque todavía vivió veinte años y podía haber interpretado muchas otras películas.

      La película es una delicia. Uno de esos lugares recurrentes donde a uno le gusta volver entre “probatura y probatura”, jeje.

      Besos

  3. Hola Alfredo!
    Es una de esas peliculas a las que vuelves sin importar la de veces que la has visto. Pues mira, eso de un “Hitchcock sin Hitchcock” creo que le viene como anillo al dedo.
    Interesante “ParisvsSigüenza”, ¿hasta que punto crees en la importancia del lugar en que se desarrolle la trama?
    Saludos!

  4. El lugar lo condiciona todo. Todo. Como lo hace el escenario, los decorados… La porción de “realidad” en la que transcurre todo, establecida por director y diseñador artístico y seleccionada por el encuadre. No se puede entender ninguna trama sin su entorno, el contenido sin el continente. Quizá por eso el cine actual anda tan falto de inspiración; esas cosas a menudo no se cuidan como es debido.

    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .