Cine en corto: Film (Alan Schneider, 1965)

Escrito por Samuel Beckett y filmado en su único viaje a Nueva York, en el verano de 1964, este cortometraje, su única incursión en el cine, supone una reflexión sobre el fenómeno de la percepción, y más propiamente del axioma “ser es ser percibido”. El metraje, que carece de diálogos y solo contiene un significativo sonido, muestra las evoluciones de un individuo (Buster Keaton) que, tras una breve huida furtiva por la calle, llega a una habitación, se supone que la suya, y comienza a borrar las huellas de la percepción exterior, de todo aquello que fija su atención en él o requiere la suya.

6 comentarios sobre “Cine en corto: Film (Alan Schneider, 1965)

  1. Buster Keaton es al que más quiero de toda esa gente de la historia del cine. Era el actor cómico que se enfrentaba a un mundo hostil sin mostrar la menor emoción, y superaba las dificultades físicas con una serie de acrobacias deslumbrantes, pero fríamente calculadas. Tenía un asombroso sentido de lo visual, un gran dominio del ritmo y de la comicidad. Su negativa (o incapacidad) para reflejar emociones, nacía quizá de la creencia en que el triunfo y la tragedia se suceden inevitablemente, y que ni una cosa ni la otra merecen la más mínima excitación. Es modernismo, actual. Hoy nos encontramos viviendo, junto a él, situaciones, acontecimientos que nos llena de estupor que nos paraliza, nos petrifica, nos fija, nos inmoviliza, incapaces ya de reaccionar, tal como era él.

    También admiro muchísimo al Buster en sus últimos años. A ese Buster en “Candilejas” donde Chaplin en el montaje desechó lo mejor de su actuación porque Buster se lo comía vivo. A ese Buster en el pulgatorio en “Sunset Boulevard” donde no es más que el fantasma de sí mismo. Oh, grandioso Buster. En “El mundo está loco, loco, loco”, Buster apenas se le aprecia en la pantalla empujando un coche y se acabó su intervención en una película plagada de estrellas, cuando él era el mayor cómico de todos los tiempos. Deberíamos reunir todos esos momentos de ese Buster entrado en años y dando lo mejor de sí aunque las películas fueran una mierda y las mejores. Al Buster del episodio “Once Upon a Time”, de “The Twilight Zone” donde Buster vive en el siglo XIX y camina malhumorado echando pestes de todo lo que ve a su alrededor. Viste el tradicional traje de sus películas mudas con su sombrero Stapleton plano. De hecho, estamos en una película muda con rótulos explicativos. Soñando con un mundo mejor se encuentra un casco que puede viajar al futuro, pero le funciona en un momento inoportuno, ya que cuando está en calzoncillos le transporta al año 1962. Al Buster revisor de tren en “La vuelta al mundo en ochenta días”. Al Buster de “The railrodder”, y al de “Buster Keaton rides again” donde volvemos a verle en su tan conocido gesto oteando el horizonte. Al Buster en el festival de Venecia donde le preguntaron por el corto “Film”, y el gran cómico respondiendo: “No sé ni de qué iba, tenía la cámara detrás todo el rato.” Y el público estallando en carcajadas. El Buster donde intervino en películas en las que no hacía sino arrastrar la sombra de un pasado glorioso. Buster nació en 4 de octubre de 1895, el mismo año que el cine.

    “Film” escrito por Samuel Beckett e interpretado por Buster, me sigue fascinando, quizá, por el enorme aprecio que siento por estos dos grandes artistas del silencio.

    Abrazos mil

    1. Y en “Golfus de Roma”, dando vueltas a las siete colinas… Ahí sigue, dando vueltas y vueltas, y no parará nunca. El documental que le ha hecho recientemente Peter Bogdanovich, “El gran Buster”, es una delicia, aunque, como casi siempre en estos tiempos, ninguno de los que opinan sobre él está a su altura. Bueno, ni de lejos.

      Abrazos

  2. Conocí primero el libro que publicó sobre la película con el guion Fábula Tusquets. Y qué ganas me entraron de ver el corto. Después pude meterme en él, y lo vi una y otra vez. Produce inquietud, y sientes en el rostro de Buster Keaton la soledad de aquel que no entiende la realidad que percibe. Me seduce, no podía ser de otra manera, la presencia de gatos.

    Beso
    Hildy

    1. A mí, mi querida Hildy, me conmueve especialmente que Buster interprete precisamente un corto que trata sobre la disolución del ser, de la personalidad. Porque eso es justamente lo que le ocurrió a él a lo largo de buena parte de su vida, incluso al final, que tan cercano estaba cuando participó en este rodaje. Los gatos, ay, los gatos… Pero si no puede uno fiarse de los gatos… ¿Tú has visto algún gato policía…?

      Besos

  3. Pero es curioso que en el documental de Bogdanovich, si no recuerdo mal, hablan de este corto como un trabajo poco menos que humillante. Por si a alguien le interesa el trasfondo filosófico, hace unos meses conté algo sobre ello en un blog que tengo para mi estudiantado -y adaptado a su nivel, más o menos. Es una pena que para un adolescente de hoy sea absolutamente indigerible si no es por obligación, sobre todo por carecer absolutamente de sonido, porque tiene miga y es bien interesante.

    Por cierto, muchas gracias por la página, que sigo encantado.
    Un saludo

    1. Gracias a ti, Manuel. En efecto, no solo en el documental de Bogdanovich, es un punto de vista muy extendido, como si el corto estuviera dedicado más a mostrar la decadencia física y artística de un genio que entregado al surrealismo de su autor. Viene a ser un poco lo mismo la crítica que a menudo se hace de las colaboraciones de Nicholas Ray con Wim Wenders. Supongo que, como en todo, una cosa no excluye a la otra, y ambos puntos de vista son ciertos y compatibles, y eso, lejos de quitarles mérito, lo que hacen es aplicar nuevos matices y complementar la complejidad de la obra.

      Tal vez la única manera de introducir esta historia a los estudiantes sea, en lo posible, hacer un breve recorrido, con algunas muestras, por la obra de Buster Keaton, a fin de que, precisamente siendo testigos de esa decadencia personal y creativa, se pueda captar el sentido último del corto, la reflexión sobre la disolución de la identidad. Cuestiones tal vez algo complejas pero oportunas, sin duda.

      Gracias de nuevo. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .