Mis escenas favoritas: Agárralo como puedas (The Naked Gun, David Zucker, 1988)

Desde aquí, nuestro apoyo incondicional a la democracia estadounidense frente a los usurpadores y agitadores que la amenazan o cuestionan.

En su homenaje, reproducimos el momento en que el gran tenor italiano Enrico Pallazo, por persona interpuesta (Frank Drevin/Leslie Nielsen), interpreta el himno de la República en esta divertida fantochada de 1988.

5 comentarios sobre “Mis escenas favoritas: Agárralo como puedas (The Naked Gun, David Zucker, 1988)

  1. Qué fuerte todo lo que está pasando… Es que no puedo creérmelo.
    Pero en fin siempre que veo esas películas de Agárralo como puedas no puedo evitar en determinados momentos, como el que pones, llorar de la risa.
    Y te juro que en estos tiempos es necesario reír…

    Beso, bajo una capa de nieve increíble
    Hildy

    1. MI querida Hildy, sin duda las imágenes de estos días son muy impactantes, pero lo que ha ocurrido viene ocurriendo ya, allí y aquí, desde hace tiempo, en un sentido similar, aunque no siempre desde el mismo sector político.

      Por eso, en todo caso, prefería echarme unas risas con el pretexto de estos hechos. Ya sabes, al mal tiempo (malísimo, una nevada tremenda en Zaragoza ahora mismo), buena cara. O la que uno tiene, que tampoco es gran cosa…

      Besos

  2. Creo que esta película ya es neorrealista. No tiene ningún momento descacharrante ni delirante ni absurdo. La realidad contemporánea la ha superado con creces. Cuando tengo ganas de reírme a base de bien veo el telediario. Hay que escuchar y observar muy bien cómo dan las noticias, ver las imágenes, analizarlas como es debido. Cuando lo consigues ya no hay película de humor que valga la pena mirarla. Ayer sin más; con la dichosa nevada, el telediario fue la monda. Parecía como si nunca hubiera nevado en el planeta Tierra. Incluso salía gente alertando que todo el mundo se quedara en casa. Ahora, por lo visto, cualquier “cosa” que se salga de lo establecido puede dañar a la ricura del neandertal y mejor no salir en casa. Por ejemplo, salió un cenutrio señalando una pequeña rama de árbol tirada en el suelo y que no servía ni para hacer un tirachinas, y alertó que cosas como esas podían hacer mucho daño a cualquier cromañón que caminara por la calle y que era mejor quedarse en casa. Vi unas esporádicas imágenes de niños jugando en la nieve, pero desaparecieron de inmediato y otra vez con lo mismo; que la gente no saliera de casa. Esto que estamos haciendo, estos confinamientos, este parón, es la cosa más estúpida que el mundo ha hecho nunca, un acto autodestructivo sin precedentes, ¡es nuestra respuesta al virus lo que va a acabar con nosotros, no el virus! ¿Cómo podemos ser tan estúpidos? Esta respuesta nos está llevando a niveles insospechados que pagaremos en un futuro inmediato. Cuando cae nieve la gente se sentirá aterrorizada. Si llueve durante cinco días seguidos, la gente no saldrá de casa. Si sale una rata del alcantarillado la población permanecerá encerrada en casa. Y los niños del futuro, si tuvieran la extraña posibilidad de ver caer la nieve no saldrán precipitadamente a las calles para tirarse bolas y construir muñecos y lanzarse con trineos. La única solución a todo será confinarse en casa, y sin luz, claro. ¿Quién podrá pagar el recibo? Hoy podemos observar lo misteriosamente desinformada que está la gente y Samuel Beckett hablaba de una “extraña obligación” en ese seguir adelante. Estrechar los límites y encerrarse en ellos siempre ha significado empobrecerse y, seguimos acurrucados en nuestra cueva con la vista fija en la hoguera de la noche que custodia la entrada contra la ilimitada oscuridad del mundo.

    Abrazos mil

  3. ¡Ah! Se me olvidaba. Es muy importante escuchar al tipo o la tipa que da las noticias, como también hay que escuchar a los políticos. Ahora todos dicen, como latiguillo “histórico”. Por lo visto, ahora, cualquier tontería, chorrada o memez son hechos históricos. Menudo problema para los que quieran estudiar Historia en el futuro. Quédate con este dato cuando veas el telediario o leas el periódico. Por ejemplo, ayer salió un barrendero de Madrid quitando con una pala un montoncito de nieve. La voz en off dijo: “Estamos antes un momento histórico”.

    Más abrazos miles

    PD: Y ya ni te digo sobre otro latiguillo: “Polaridad”. Estamos en un momento histórico, amigo mío: hemos inventado la sopa de ajo.

  4. Ay, cuánta razón tienes. De cualquier chorrada se pretende hacer algo transcendental, histórico, perdurable, al mismo tiempo que la memoria funciona cada vez menos, se hace todo más efímero, pasajero, olvidable. El primer problema es la sobreprotección, crear seres humanos temerosos y timoratos que acepten, que incluso pidan, la tutela de papá Estado, es decir, de los políticos. Gente que se queda de que está tirada en el aeropuerto y nadie les ha llevado de comer o de beber; gente que sale cuando no debe, se queda tirada en la nieve, y se queja de que nadie ha ido a salvarla. Se trata de hacernos cada vez más dependientes de un supuesto salvador que, el día que llegue, será aplaudido por la misma mayoría que sufrirá las consecuencias. Y el segundo problema es el sensacionalismo, la búsqueda desesperada de la audiencia porque la audiencia es consumo y el consumo es publicidad y negocio. Todo el mundo aspira a ser el más visto, con independencia del discurso, porque ser el más visto te garantiza contratar más publicidad, lo que multiplica los ingresos. Así nos hacemos cada vez más dependientes y cada vez más estúpidos, todo a un tiempo, y como resultado, más quejicas, más indefensos, más ofendiditos cuando vemos o leemos algo que choca con nuestra sobreprotegida sensibilidad.

    En cuanto al bicho, no estoy tan seguro, pero hay un ejemplo elocuente: la baja incidencia, en cuanto a mortalidad y población, que existe en la India. Son 1400 millones de personas y su porcentaje de infectados y de fallecidos es ridículo. Obviamente, es un país que no ha implementado, o que no ha podido implementar, medidas tan protectoras como los países de Occidente. Y sin embargo, el resultado del virus es, en comparación, mucho menos gravoso que en EE.UU., el Reino Unido o la UE. ¿Por qué esto esto no se pone sobre la mesa y se estudia detenidamente para ver qué puede ocurrir y extrapolarse aquí?

    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .