Mis escenas favoritas: Uno de los nuestros (GoodFellas, Martin Scorsese, 1976)

Por más complejo y laborioso que pueda resultar el diseño y la ejecución del más elaborado de los planos secuencia, hay que reconocer que su efecto en pantalla, no pocas veces parcial o completamente desapercibido en toda su dimensión para el espectador, es una de las más palmarias manifestaciones de eso que suele llamarse la «magia del cine». Muchos de ellos, además de ser marca de fábrica de un buen puñado de directores, suelen incluirse en las antologías de las mejores secuencias de cine. Pueden, como en este caso, girar en torno a momentos no demasiado importantes o decisivos en el argumento de una película, pero su fin es funcionar a otro nivel, el del estilo visual, el del símbolo y la metáfora o el del ritmo que quiere otorgarse a un filme poseedor de eso que denominamos «mirada». Así ocurre con este plano secuencia de esta magnífica película de Scorsese, una de las más grandes de su filmografía, que marca el ascenso de su protagonista y la entrada de su chica y futura esposa a esa atractiva y cómoda vida que si ella supiera que viene del crimen organizado rechazaría horrorizada pero que, finalmente, aun con sus sospechas y su posterior aceptación, la seduce. Es decir, la hace cómplice, la corrompe.

4 comentarios sobre “Mis escenas favoritas: Uno de los nuestros (GoodFellas, Martin Scorsese, 1976)

  1. Qué ganas visionando de nuevo esta secuencia de ver otra vez «Uno de los nuestros». Ya sabes la debilidad que siento por Scorsese (y los debates tan fructíferos y maravillosos que hemos tenido alrededor de su persona, jajajaja).

    Beso
    Hildy

  2. Ya sabes que para mí Scorsese es el de los años setenta. Luego va cada vez siendo menos Scorsese, aunque en los ochenta aún hace cosas muy buenas, en los noventa empieza a hacer estos churros larguísimos sobre mafias, muy interesantes a ratos pero algo desequilibrados (en particular, «Casino»), falla con sus cosas de época y sus vueltas a los infiernos, y el de hoy es menos Scorsese que nunca, salvo en su cinefilia, sus cosas de música y sus documentales sobre cine, que son siempre maravillosos en cualquier época (quizá el de los Rolling Stones está por debajo de su media).

    Besos

  3. Que tal Alfredo!
    La película me fascina y este momento en particular me parece prodigioso. Por cierto, siempre he fantaseado con eso de llegar e ir repartiendo billetes a diestro siniestro…jeje
    Saludos!

    1. Bueno, mientras sea una fantasía… Aunque claro, el que reparte es porque tiene más, y le van llegando.

      La película es excelente, aunque anuncia ya un par de detalles que anuncian los vicios posteriores del cine de Scorsese: el abuso de la voz en off y el desequilibrio de películas demasiado cargadas de metraje.

      Saludos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.