Música para una banda sonora vital: Infiltrado en el KKKlan (BlacKkKlansman, Spike Lee, 2018)

Entre la comedia negra (no es un chiste) y la denuncia, en no pocas ocasiones superando la fina línea del panfleto, esta película de Spike Lee cuenta con la dirección artística y la ambientación musical como su mejor baza en un conjunto irregular que alterna momentos interesantes y baches narrativos y de tono, además de, como es habitual en el director, alguna que otra zambullida sobrante en la propaganda más burda.

Entre los aciertos musicales destaca el empleo de canciones cuya colocación en la trama, al hilo de su letra, contextualizan, completan o rubrican el momento dramático del argumento, como ocurre con este Too Late to Turn Back Now de Cornelius Brothers and Sister Rose, que subraya el instante en que el protagonista, policía de raza negra (John David Washington), se infiltra entre las organizaciones que demandan la igualdad racial en Colorado Springs en los años setenta, y, prácticamente al mismo tiempo, se enamora de una de las activistas más comprometidas (Laura Harrier).

2 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital: Infiltrado en el KKKlan (BlacKkKlansman, Spike Lee, 2018)

  1. Reconozco que esta película de Spike Lee me enganchó desde el minuto uno.
    Y, sí, no es redonda, pero tiene muchos aspectos interesantes y un análisis de lo más prometedor.
    Una de las cosas que más me llamó fue el empleo de ese humor negro al que haces referencia para narrar cinematográficamente un hecho real.
    Como bien escribes también disfruté de la ambientación y el empleo de la banda sonora.
    Y, bueno, está uno de mis actores favoritos ahora mismo: Adam Driver, jajaja.
    Por otra parte, también me entraron más ganas de indagar en la carrera de John David Washington. Del hijo de Denzel tengo pendientes Malcolm & Marie y Tenet.

    Beso
    Hildy

    1. Pues mira, Tenet es un petardo insufrible, y el tipo está para echarlo a los leones. Eso, por si te quieres ahorrar el visionado e invertir su excesivo minutaje en algo más decente.

      A mí me gusta más lo accesorio que lo principal porque, a fin de cuentas, no deja de ser una película de infiltrados policiales con todos los topicazos y lugares comunes correspondientes, y la propaganda desvía la película de lo que podría ser un retrato más fiel y, sobre todo, de perspectivas más amplias, del fenómeno del racismo en aquel tiempo, dentro y fuera del cuerpo de policía. Los toques de comedia funcionan mejor, la música, la ambientación, el aire general… Pero me parece un intento fallido, por indefinición de forma, fondo y estilo.

      Adam Driver está siempre bien en lo que haga. Es un seguro.

      Besos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.