Música para una banda sonora vital – Reservoir dogs

Una de las principales señas de identidad del cine de Quentin Tarantino, aunque ni de manera original ni privativa suya, es el fenomenal uso que hace de la música popular para adornar sus bandas sonoras. Reservoir dogs y Pulp fiction son los mejores ejemplos, aunque prácticamente ninguna de sus películas, ni siquiera las peores, carecen de excelentes canciones en sus respectivas bandas sonoras.

En el caso de Reservoir dogs, dos de los éxitos recuperados y amplificados por Tarantino son Stuck in the middle with you, de los escoceses Stealers wheel, y Hooked on a feeling, original de Mark James y B.J. Thomas, en la versión de los suecos Blue swede.

Música para una banda sonora vital – Las mejores canciones del western

Una de las notas distintivas del western como género dentro del cine clásico la constituyen sus célebres y recordadas bandas sonoras, míticas e inolvidables, tanto en sus temas instrumentales como en algunas canciones aparecidas en películas del oeste. Éstas son algunas de las principales:

El árbol de la horca (Delmer Daves, 1959): Marty Robbins canta The hanging tree, el título original del filme.

La leyenda de la ciudad sin nombre (Joshua Logan, 1969): Lee Marvin canta Wandering star.

Johnny Guitar (Nicholas Ray, 1954): Peggy Lee canta la canción del mismo título.

Solo ante el peligro (Fred Zinnemann, 1951): Frankie Lane canta High noon (Do not forsake me, oh my darling…), igual que el título original de la cinta.

El Dorado (Howard Hawks, 1967): George Alexander canta la canción del mismo título.

Duelo de titanes (John Sturges, 1956): Frankie Lane canta Gunfight at the O.K. Corral, el título original de la película en inglés.

Dos hombres y un destino (George Roy Hill, 1969): B.J. Thomas canta Raindrops keep falling on my head.

Rio Bravo (Howard Hawks, 1959): Dean Martin y Ricky Nelson cantan My rifle, my pony and me.