17ª temporada

Es solo cine, pero me gusta, tema de la Orquesta Mondragón para la comedia Bésame, tonta (Fernando González de Canales, 1982), no demasiado lograda pese a estar escrita por Rafael Azcona y contar con el protagonismo de Javier Gurruchaga y Popocho Ayestarán, además de Esperanza Roy, Fernando Fernán Gómez o Manolo Gómez Bur, nos sirve para abrir la 17ª temporada (quién sabe de cuántas más) de esta bitácora escalonada.

Bienvenidos. Si gustan, pasen y lean.

Mis escenas favoritas: El verdugo (Luis García Berlanga, 1963)

Excepcional y demoledora conclusión de esta obra maestra del cine español, a la vez condena de la pena de muerte y de los valores franquistas y testimonio de la indefensión del individuo ante el implacable mecanismo de los engranajes sociales. Gran elegancia formal para una comedia negra que deja congelada la sonrisa.

Música para una banda sonora vital: Espíritu sagrado (Chema García Ibarra, 2021)

Yeha Noha, tema principal del disco Sacred Spirit, comercial maniobra musical consistente en ponerle base electrónica a supuestos cánticos indígenas norteamericanos, cierra esta extravagente cinta española del pasado año (coproducida con Francia y Turquía) en la que convergen dos líneas argumentales: la desaparición de una niña y la muerte de Julio, el responsable de una asociación de aficionados a la ufología de Elche; José Manuel, tío de la niña y miembro destacado de la asociación, debe continuar en solitario con el proyecto que había iniciado con Julio y que está relacionado con un secreto cósmico de importancia trascendental para el devenir de la Humanidad.

Entre el realismo y el kitsch, entre el humor con retranca, el hieratismo naturalista amateur y el disparate carpetovetónico, la película constituye una rareza, mucho menos osada, irreverente e innovadora de lo que pretende aparentar, pero en todo caso diferenciada del habitual cine comercial español víctima de las televisiones y, por eso mismo, refrescante y pertinente.

Cine en corto: El limpiaparabrisas (The Windshield Wiper, Alberto Mielgo, 2021)

Cortometraje nominado al Oscar en la categoría de animación que plantea una sencilla pregunta de respuesta nada fácil: ¿qué es el amor? Una serie de viñetas y de momentos capturados intentan dar una idea panorámica de la complejidad de este concepto.

 

Mis escenas favoritas: Simón del desierto (Luis Buñuel, 1965)

¿Qué cineasta, aparte de Luis Buñuel, puede ser capaz de hacer una comedia acerca de un anacoreta cuyo único escenario es una columna solitaria en medio de un desierto? Ante la negativa de Buñuel a terminarla después de que la película fuera llevada al Festival de Venecia en su versión inicial de apenas cuarenta y dos minutos (por falta de presupuesto, lo que no impidió que cosechara cinco premios pero provocó de todos modos la salida de Buñuel del cine mexicano y su retorno definitivo a Francia), todos los directores tanteados por el productor Gustavo Alatriste para rodar un mediometraje de cuarenta y cinco minutos que sirviera de continuación y facilitara su distribución comercial -François Truffaut, Glauber Rocha, Marco Bellocchio, Michelangelo Antonioni, John Huston, Stanley Kubrick, Elia Kazan, Jercy Kawalerowicz, Vittorio De Sica, Orson Welles o Federico Fellini (el único al que Buñuel veía apropiado)- rechazaron el proyecto, aunque, retrasado su estreno, la película se exhibiera finalmente en muchos lugares junto a Una historia inmortal (Histoire immortelle, Orson Welles, 1968).

En todo caso, humor y teología, combinación explosiva para un mediometraje absolutamente imprescindible, burdo técnicamente a causa de la falta de medios (a pesar de contar en la fotografía con el gran Gabriel Figueroa) pero de una lucidez, profundidad y socarronería incomparables, coescrito por Buñuel junto al también aragonés Julio Alejandro. Ese grupo de monjes que se desconciertan al no saber si deben gritar «¡Viva Jesucristo!» o «¡Muera Jesucristo!» es una de las claves más «somardonas» del riquísimo y complejísimo universo del cineasta de Calanda.

¡Viva la apocatástasis!

Música para una banda sonora vital: Peppermint Frappé (Carlos Saura, 1967)

The Incredible Miss Perryman de Los canarios tiene una importante presencia en esta película de Carlos Saura, coescrita por Rafael Azcona y Angelino Fons a partir de un argumento del cineasta oscense con tintes de obsesión hitchcockiana pasada por la influencia de Luis Buñuel, y que obtuvo el Oso de Plata al mejor director en el Festival de Berlín de 1968.

Mis escenas favoritas: El cebo (Ladislao Vajda, 1958)

Obra maestra sobre la persecución y captura de un asesino en serie de niñas, adaptada a partir de una novela de Friedrich Dürrenmatt, que colabora en el guion junto al director y a Hans Jacoby, y coproducida entre España, Suiza y Alemania, rodada en el país helvético y con mayoría de intérpretes germanos, resulta totalmente insólita para la cinematografía española de entonces (y no digamos ya, en términos de calidad, si hablamos del panorama actual). Basada en la misma historia, Sean Penn estrenó décadas más tarde El juramento (The Pledge, 2001), protagonizada por Jack Nicholson, Aaron Eckhart, Robin Wright, Helen Mirren, Vanessa Redgrave, Sam Shepard, Mickey Rourke, Benicio del Toro y Harry Dean Stanton.

La secuencia presenta la principal pista que tiene la policía para capturar al asesino, el dibujo que la pequeña Greta Moser hizo del gigante que le regalaba erizos…

Cortometraje: Mirmidón (Álvaro Sarró, 2021)

Mirmidón es la historia de un hombre solitario que, presa del delirium tremens, decide acabar con una grave amenaza para la supervivencia del ser humano. Su director, Álvaro Sarró, es miembro del colectivo audiovisual Dupla Takes.

Mis escenas favoritas: Esa pareja feliz (Luis G. berlanga, Juan Antonio Bardem, 1951)

Parodia de las películas historicistas de la productora valenciana Cifesa durante el primer franquismo, esta secuencia de Esa pareja feliz, comedia iniciática de Luis García Berlanga y Juan Antonio Bardem, y para muchos piedra angular del cine español «moderno», presenta a Lola Gaos (cuyo centenario se ha cumplido hace unos días) precipitándose, más de lo que cree, por la muralla de Palencia… y por la precariedad de medios de aquel cine casi artesanal de la posguerra.