Diálogos de celuloide – En la cuerda floja (1984)

– … entonces, ¿por qué me ha invitado?

– Bueno. La vi entrenándose en el gimnasio y me interesó saber cómo era usted.

– ¿Y puedo saber a qué viene ese interés repentino?

– Quería saber si iba sola al gimnasio.

– ¿Y qué más quería saber?

– ¿De veras le interesa?

– Sí.

– Si le gustaría que le quitara el sudor del cuerpo a lametones.

– ¿Acostumbra a soltar así siempre lo que piensa?

– ¿No le agrada?

– No iría mal un poco de sutileza.

– Por lo que he dicho.

– Más bien por la manera en que lo ha dicho.

– ¿Cómo le gustaría que se lo dijera?

– Como si no estuviera acostumbrado a decirlo habitualmente.

– ¿Qué más le gustaría?

– Averiguar lo que hay debajo de esa fachada en la que se esconde.

– Quizá no le gustaría lo que hay.

– Quizá tiene miedo de que sí.

Tightrope. Richard Tuggle (1984).

Diálogos de celuloide – Las nieves del Kilimanjaro

snows-of-kilimanjaro1.jpg

TÍO BILL: Beatriz, hay algo de divinidad en ese nombre. Dante, ¿te acuerdas?

CONDESA: Sí tío.

TÍO BILL: Mi querida muchacha ¿es usted divina?

BEATRIZ: Oui, monsieur.

TÍO BILL: Lo suponía.

The snows of Kilimanjaro. Henry King (1952).

Diálogos de celuloide – Todo lo demás

FALK: Ella me anima a que me acueste con otras mujeres.

DOBEL: Pues hazlo. Debe haber millones de mujeres deseando acostarse contigo. Bueno… millones quizá no, pero seguro que encuentras una si la emborrachas bien…

(…)

DOBEL: Si un tipo sale al Carnegie Hall y vomita, siempre encontrarás a alguien que diga que eso es arte.

Anything else. Woody Allen (2003).

Diálogos de celuloide – El declive del imperio americano

272748.jpg

Hay tres cosas importantes en la Historia: en primer lugar, el número; en segundo lugar, el número; y en tercer lugar, el número. Eso quiere decir, por ejemplo, que los negros de Sudáfrica acabarán un día cualquiera por ganar, mientras que, probablemente, los negros de Norteamérica nunca van a salir de ahí. Eso quiere decir que la Historia no es una ciencia moral: derechos, compasión, justicia, son conceptos ajenos a la Historia.

(…)

La mentira es la base de la vida amorosa y el cimiento de la vida social.

Le déclin de l’empire américain. Denys Arcand (1986).