Música para una banda sonora vital – Contra la pared (Gegen Die Wand, Fatih Akin, 2004)

contra la pared_39

Dura, difícil, pesimista y sombría pero igualmente bella, poderosa, esperanzada y sugestiva, esta multipremiada (Oso de Oro en Berlín, Premio a la Mejor Película Europea, Goya a la Mejor Película Europea, entre muchos otros…) coproducción germano-turca dirigida por Fatih Akin, crónica de desarraigo, choque cultural, hiperrealismo social y supervivencia de dos almas perdidas, Cahit y Sibel, dos alemanes de origen turco que han renunciado a luchar por la vida hasta que se erigen en mutua tabla de salvación, está construida sobre un juego de contrastes, no sólo visuales (sordidez y poesía, denuncia y romance, fracaso frente a ilusión) sino también musicales, jugando entre los ritmos modernos de las noches de Hamburgo y las tradicionales composiciones de Estambul. Así, Akin puntúa el drama de pequeños respiros musicales de Selim Sester y su Orquesta que nos transportan temporalmente al Bósforo, hermosos temas de reminiscencias otomanas cuyas letras nos dan un nuevo prisma desde el que observar a los protagonistas, al tiempo que ayudan a situar su drama, que no es otro que el de la desubicación, personal y cultural, el hecho de sentirse extranjero en cualquier sitio, incluso en la vida misma.