Mis escenas favoritas: Algunos hombres buenos (A Few Good Men, Rob Reiner, 1992)

El sobrevalorado Aaron Sorkin logra una de sus pocos grandes aciertos en esta recordada secuencia de este drama jurídico-militar que, por otra parte, no puede ocultar sus carencias y trampas morales y políticas bajo la cortina del thriller de investigación y el falso cuestionamiento de la actuación de las cloacas políticas de Washington al tiempo que se apunta al discurso neoliberal conservador del momento. Jack Nicholson y la frase “¿ordenó usted el Código Rojo?” poseen ya un pequeño espacio en la historia del cine de juicios merced a este tour de force dramático.

La última película: Lee Marvin

Lee Marvin participó en la Segunda Guerra Mundial como miembro del Cuerpo de Marines. Condecorado con un Corazón Púrpura por las heridas recibidas en combate durante la batalla de Saipán (Islas Marianas, junio-julio de 1944), en su condición de tal, sus restos descansan en el Cementerio Nacional de Arlington, Virginia, muy lejos de Hollywood.