Fausto 5.0, el mito revisitado

Concebida como la última parte de una trilogía creativa del grupo teatral La fura dels baus en torno a la figura del Doctor Fausto iniciada con el montaje teatral Faust versión 3.0 y continuada con la ópera La condenación de Fausto, esta película dirigida en 2001 por Alex Ollé, Isidro Ortiz y Carlos Padrissa con guión de Fernando León de Aranoa es una de las obras más sugerentes e inquietantes del último cine español gracias a su atmósfera entre onírica, mágica y siniestra magníficamente recreada sin necesidad de los trucos y trampas visuales del más exitoso cine español de los últimos años. Con un reparto central excepcional compuesto por el argentino Miguel Ángel Solá (desprovisto de acento para la ocasión), la sugerente Najwa Nimri y, sobre todo, por el excelso y fenomenal Eduard Fernández (interpretación sublime, excepcional, enorme que le valió el premio Goya), la película revisita de forma actualizada y con una estética moderna el viejo mito de Fausto y sus relaciones con Mefistófeles.

La película nos cuenta el viaje que el Doctor Fausto (Solá) realiza a una decrépita, desolada y no identificada ciudad para acudir a una convención médica que ha preparado gracias a la ayuda de su recatadísima y casi monjil pero, no obstante, atractiva y perturbadora secretaria (Nimri) y de la extraña relación que se establece entre él y Santos (Fernández), encarnación siniestra de Mefisto entre el casticismo grosero y bastante “jeta” y el refinamiento seductor del más poderoso demonio de los abismos del mal. Porque Santos, un hombre que disfruta de la vida y de sus placeres, dice haber sido en otro tiempo paciente del Doctor Fausto y haber recibido un diagnóstico de desahucio médico ocho años atrás ante sus complejas dolencias, y sin embargo, ahora se encuentra ante él, sano y recuperado, obligándole a aceptarlo como cicerone obligatorio por una ciudad desconocida que le resulta inhóspita, decadente, en ruinas.
Continuar leyendo “Fausto 5.0, el mito revisitado”

David Lynch, seducido por una secta esotérica y Christopher Lee nos ha salido cantante

lynch-thumb.jpg

No sé por qué, la noticia publicada en El País el pasado jueves 15 de noviembre no me ha sorprendido demasiado.

El realizador cinematográfico estadounidense David Lynch ha adquirido la colina berlinesa del Teufelsberg (en español, montaña del diablo) para construir en su cima una universidad de la secta esotérica Transzendentale Meditation, según publica hoy el rotativo Bild.

Con una altura de 115 metros, el Teufelsberg es la mayor elevación de Berlín y fue levantada artificialmente al final de la Segunda Guerra Mundial con los escombros resultantes de los bombardeos que sufrió la capital alemana.
Continuar leyendo “David Lynch, seducido por una secta esotérica y Christopher Lee nos ha salido cantante”

La tienda de los horrores: Desafinado

desafinado_mini.jpg

Perfecta combinación entre el fenómeno de los tres tenores y los antiguos programas televisivos de Javier Gurruchaga o los especiales de humor de fin de año, el director español Manuel Gómez Pereira (autor de otras películas interesantes como Entre las piernas o de comedias más afortunadas, como Boca a boca, Cosas que hacen que la vida valga la pena, Reinas, o en menor medida El amor perjudica seriamente la salud) filmó en 2000 el que iba a ser su salto al cine de reconocimiento internacional. Y el salto se convirtió más bien en patada de vuelta a casa.
Continuar leyendo “La tienda de los horrores: Desafinado”