Presentación en Zaragoza de Aventuras matemáticas en el cine, de José María Sorando (Ed. Guadalmazán, 2015)

Cubierta_Aventuras matemáticas en el cine_14mm_061015.indd

Martes, 26 de enero de 2016.

19:30 h. Sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

Paseo Independencia, 11. Zaragoza.

Presenta: un servidor.

“No sólo Sherlock Holmes utiliza las matemáticas, Homer Simpson, también”. Así presenta José María Sorando su libro “Aventuras matemáticas en el cine”, en el que relaciona el mundo de las emociones y el de las matemáticas. Y es que héroes como James Bond, Sherlock Holmes, Ethan Hunt (Misión Imposible), John Mc Clane (La Jungla de Cristal), o antihéroes como Homer Simpson, Sheldon Cooper ( The Big Bang Theory), Mr. Bean o Woody Allen se han valido de las matemáticas en muchas de sus escenas; en unas ocasiones para salvar al mundo, en otras para sobrevivir en él, y en algunas para provocar la carcajada.

José María Sorando es catedrático de Matemáticas en el IES Élaios de Zaragoza. Ha impartido conferencias en España, Andorra y Chile, y ha publicado numerosos artículos. Durante diez años ha sido el responsable de la sección Cinemateca de Suma, la revista matemática de mayor tirada en lengua española.

Haciendo números: Aventuras matemáticas en el cine, de José María Sorando (Ed. Guadalmazán, 2015)

Aventuras matemáticas en el cine_39

El propósito del entretenidísimo nuevo libro de José María Sorando, Aventuras matemáticas en el cine, parece ser doble. En primer lugar, señalar la a menudo deficiente traslación de operaciones matemáticas a la gran pantalla, utilizando para ello ejemplos directamente escogidos de los guiones de los filmes, o el relato pormenorizado de situaciones argumentales que dan pie a la introducción en la narración, por lo general de manera errónea o inexacta, de diversos cálculos matemáticos; por otro lado, aprovechar estos casos para explicar de manera sencilla, amena y de lo más didáctica determinados conceptos matemáticos, tanto los más recurrentes en los guiones cinematográficos como algunos de los más fundamentales y decisivos de la historia de las matemáticas.

Sin embargo, el libro cuenta con un resultado añadido, que es la constatación del descuido, la banalización, la improvisación o el desconocimiento (por no decir desinterés) con el que a menudo se elaboran los guiones de determinados argumentos complicados, siguiendo la máxima de que “si no podemos ser complejos, seamos al menos confusos”. De este modo, y en especial en el cine reciente, el más imbuido de tramas con abundante carga tecnológica, observamos la gran cantidad de películas que introducen batiburrillos pseudocientíficos o que cometen errores de bulto que, disfrazados en la falsa seguridad de los protagonistas supuestamente cualificados, pueden lograr fácilmente su finalidad de engañar, o de camuflarse, ante espectadores poco iniciados en las matemáticas, pero que no logran dar gato por liebre al profesional o al público más paciente y meticuloso. Especialmente llamativo es el hecho de que en este tipo de películas, por lo común dotadas de generosos presupuestos, no existan partidas económicas para reclutar el debido asesoramiento, aunque tal vez quepa añadir que la presencia del rigor científico bien pudiera obligar a encerrar determinados guiones en el cajón para después tirar la llave.

Aventuras matemáticas en el cine habla, por tanto, de números y películas, cuidadosamente seleccionadas y magníficamente expuestas en su relación con las matemáticas, de títulos y personajes muy conocidos (de James Bond a Sherlock Holmes), pero también va más allá del propio cine, internándose en famosas series de televisión como The Big Bang Theory o The Simpsons o en pasajes de importantes obras literarias que también han jugado a hacer cuentas. Errores y pifias en operaciones matemáticas, cálculos de probabilidades (desde quién tiene más opciones de vencer en tal o cual duelo de película o la probabilidad de que haya vida inteligente en otros planetas o de que nos toque la lotería, a qué porcentaje real hay de encontrar a la pareja ideal), teorías de las conspiraciones matemáticas, humor a través de los números…, todo ello en un libro curioso y estimulante, para disfrutar del cine desde una óptica distinta y enriquecedora y también para que los profanos en la materia pierdan el miedo a los números de manera divertida y agradable.