Bela Lugosi, Drácula a tiempo completo: La casa del vampiro (1935)

Sí, la casa está embrujada… Nadie escapa a su propio destino. Por dicho motivo, cuando vine a vivir aquí con mi esposa hice colocar, tanto en las puertas como en las ventanas, unos robustos cerrojos de los que solo yo conservé las llaves. Compré además cinco perros, uno de los cuales, Bodri, de pelo completamente blanco, “siente” las presencias invisibles. Pero todo esto no ha podido protegernos de las inexplicables manifestaciones que nos atormentan cada noche. Mis ojos no consiguen ver nada en la oscuridad de la noche, pero los perros… Los perros ladran ininterrumpidamente, víctimas de un miedo que les eriza el pelo.

La primera noche un enorme murciélago apareció revoloteando por el comedor, se pegó a la ventana y comenzó a mirarnos con su único ojo. Aquella bestia inmunda me inspiraba una sensación de asco, y mi intención de derribarla se convirtió en una idea fija. Los criados lo persiguieron sin éxito, y yo rompí varios cristales en mis infructuosos intentos de matarlo. El murciélago parecía embrujado, como invulnerable, y yo desesperaba de poder sacármelo de encima. Una noche, finalmente, Bodri, el perro blanco, lo capturó, le partió el cuerpo y me lo trajo, todavía palpitante. Instantes después el monstruo había muerto. Corrí inmediatamente al jardín, cavé un profundo hoyo y arrojé allí al horrible animal, lo cubrí con una piedra y luego rellené el agujero. Me sentía como liberado y tenía la impresión de volver a vivir.

A la mañana siguiente, mientras descorchaba con mi mujer una botella de champagne, dichosos ambos de habernos liberado de aquella obsesión, la “cosa” horrible apareció de nuevo; oímos un suave chasquido y he aquí que un murciélago revoloteaba de nuevo por la habitación encima de nuestras cabezas. ¿Otro murciélago?, preguntaréis. ¡En absoluto! Corrí como un loco al jardín, excavé, volví a abrir el hoyo, levanté la piedra… ¡El animal ya no estaba!

(relato de Bela Lugosi publicado en Ciné-Miroir publicado el 1 de noviembre de 1935)

8 comentarios sobre “Bela Lugosi, Drácula a tiempo completo: La casa del vampiro (1935)

  1. ¡Pues vaya Drácula del haba! ¿no era él el señor de los vampiros? ¿y tiene miedo de un ratoncillo con alas? ¡si los chinos se los comen acompañando a la sopa!

  2. Pero qué sorpresa encantadora.
    Relato de Bela Lugosi con todo los ingredientes de una buena peli de terror. Como buen Drácula que era.
    Además es un relato muy visual… Esa escena de un matrimonio descorchando una botella de champán creyéndose victoriosos… y otra vez el maldito murciélago… ¡es una buenísima secuencia!

    Beso
    Hildy

    1. Y encima con el peligro añadido de que, hoy, puede contagiarte el coronavirus…

      Personalmente, desconocía que Lugosi hubiera escrito y publicado relatos, pero, en caso de hacerlo, estaba claro de qué tenía que ir por fuerza la cosa. Tuve conocimiento de esta historia por un librito que te recomiendo, la breve biografía (no solo vital, no solo artística, sino también “vampírica”) que escribió Edgar Lander, y que es una pequeña joya.

      Besos

  3. Jejeje. Simpático relato, aunque, como indica Carlos, vaya Draculilla de saldo, jajaja.
    Yo, a título personal, me quedo con el relato de Drácula ‘made in’ Woody Allen. Una absoluta delicia y un final tronchante. Me estuve riendo durante un buen rato y, cada vez que lo recuerdo, me sigo riendo casi como el primer día.
    Quién le iba a decir a Stoker… que crearía una de las figuras literarias más icónicas, que forman parte de la cultura popular, mal que les pese a los rumanos.
    Por cambiar un poco las tornas sobre el tema… Existe una película rumana sobre la figura de Vlad Tepes (título homónimo y que una menda no la ha visto todavía), del año 79. Lo que he leído sobre ella es el acercamiento que se hace sobre él como hombre de estado. Investigaré más sobre el asunto, haber si puedo conseguirla.

    Besazos!!!

    1. Jejejeje… A mí hay relatos de Woody Allen, incluido ese, que me parecen descacharrantes. Recuerdo la parodia de la Muerte de El séptimo sello, o ¡Que viva Vargas!, sobre un grupo guerrillero de Hispanoamérica.

      Si no lo has leído, te recomiendo “Hollywood Gótico”, de David J. Skal, una historia del personaje de Drácula en la ficción desde la novela de Stoker a la versión de Tod Browning (y la española de George Melford), incluidas las adaptaciones teatrales que dieron origen al guión cinematográfico). Las portadas que le suelen poner, con tanto colorín y dibujito, parecen propias de un libro juvenil, o con menos enjundia, pero vale de verdad la pena (vaticino que vas a tener la oportunidad de leerlo, en todo caso). Además, está el libro de Alejandro Lillo (Drácula, una historia cultural), y otro más que, como el anterior, también tengo pero no he leído aún…

      He oído hablar de esa película, en efecto. También de Dráculas turcos, filipinos y brasileños… No sé cuál me apetece más… o menos, jejeje…

      ¡Besos!

  4. Donde me gustó mucho fue en “La legión de los hombres sin alma” que está muy bien como malo chungo y aterrador…Y desde luego, de ser un izquierdista sindicalista a terminar creyéndose un vampiro, según la leyenda hollywodiense, hace falta no tener rigor ideológico… Ja,ja,ja. Casi como Stalin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .