La mafia en Hollywood

2 Respuestas a “La mafia en Hollywood

  1. La mafia como el boxeo, amigo, dos cosas horrorosas y lo bien que queda en el cine. Una buena película sobre mafiosos o una obra maestra sobre el boxeo. Ambiente, atmósfera, entorno, personajes secundarios (hay que ver lo bien que quedan en estos géneros los secundarios, joder). Y el jazz; lamentablemente muy mal tratado en las películas de Hollywood. Mecáchis, con las enormes posibilidades que tiene esa música celestial, es decir, el infierno del cielo , que también lo tiene. El mejor infierno: el retratado por Woody en Desmontando a Harry. Si eso fuera verdad, hoy empiezo a matar a diestro y siniestro a toda la gente de Mataró para ir allí. La dulce voz de la chica del ascensor informándote de cada planta, Ah, Billy Crystal, y su magnífica barra de bar, el aire acondicionado, el padre de Woody y el Pato feliz, los muebles de metacrilato, tías buenas en pelotas contorsionándose… ¿Por dónde iba? Joder, siempre me pasa lo mismo con mis malditas digresiones. Ah, vale. El cine parece haber nacido para retratar lo sórdido pero con chicha que son las mejores películas, no sé, por ejemplo Scarface de Hawks y The Set-Up o Fat City. A veces cuando uno se encuentra en esas situaciones donde debes ir a buscar un “papel” que te piden otros y recorres estancias kafkianas y todo el mundo pasa de ti hasta que llegas a la mesa desordenada del funcionario ojeroso de turno y te mira con mala cara y te dice que no puede dártelo por motivos que no entiendes es cuando uno piensa en Al Capone que dijo muy, pero que muy sabiamente: “Usted puede conseguir más con una palabra amable y una pistola que lo que se puede con solo una palabra amable.” Ay, esos deliciosos “capos” de antaño. Ellos al menos hacían lo que hacían para vivir de lujo. Si uno tuviera que coger una pistola sería para que te renovasen el DNI, pedir el certificado laboral o la partida de nacimiento. Jo, qué cutre.

    Abrazos y buen finde, amigo mío.

    • El mal queda la mar de bien en el cine, y creo que buena parte del poder fascinador que ha tenido durante décadas (y que para mí hace tiempo que perdió) viene de eso mismo, de que uno pueda ver reflejadas en la pantalla, en la hermosa mentira que es el cine, toda la crudeza de la vida sin que importe. Incluso su lado más oscuro y perverso, más inconfesable. Humanidad en bruto, en suma.

      Abrazos, y buen finde para vos también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s