Sayat Nova (El color de las granadas) (1969), la obra maestra de Sergei Paradjanov

Sergei Paradjanov sufrió durante toda su carrera las estrecheces de la dictadura soviética. Nacido en Georgia, en 1924, en el seno de una familia armenia, hizo de su trayectoria una constante reivindicación de las culturas no rusas y un continuo desafío a la burocracia y a la autoridad comunista. Encarcelado en 1973 bajo diversos pretextos (desviacionista ideológico, homosexualidad, nacionalista ucraniano…), no pudo rodar otra película en más de una década, y solo completó una antes de morir, de cáncer, en 1990.

Esta película osada, radical, oscura, críptica, supuso el pistoletazo de salida a sus desencuentros con el régimen de Moscú. La película constituye un mosaico vital y lírico del poeta y místico armenio Aruthin Sayadin, Sayat Nova (“el rey de la canción”). Desaparecida durante años, montada y remontada por orden de las autoridades para desposeerla de elementos étnicos, no se sabe a ciencia cierta cuál hubiera sido el montaje definitivo de Paradjanov, que nunca dispuso de la ocasión de trabajar con entera libertad sobre el negativo. En cualquier caso, la película está emparentada con la pintura religiosa en el uso del color y la elección de encuadres, y es rica en el empleo de símbolos y metáforas visuales, además de recurrir desaforadamente a la poesía del personaje central, cuya vida no se cuenta en sentido lineal, vital, poético, sino extrayendo imágenes, estampas, de sus poemas (recitados en off) o extractos de sus peripecias (el ingreso en un monasterio armenio tras su renuncia al amor de mujer, por ejemplo).

La película no puede explicarse, ni entenderse, desde un punto de vista racional. Su fuerza está en el impacto y la potencia de sus imágenes, en su inmensa capacidad de evocación. Una película fascinante, desde luego no apta para todos los públicos, especialmente los más hechos a las propuestas comerciales, repleta de bellísimos instantes, de auténticos cuadros en movimiento que despliegan un poderoso y embriagador embrujo.

Anuncios

6 thoughts on “Sayat Nova (El color de las granadas) (1969), la obra maestra de Sergei Paradjanov

  1. Pues es perfecto tenerla aquí mismo para verla tranquilamente una tarde de esta semana. Gracias por la interesante propuesta.

    P. D.: Acertado cambio de look. Resulta mucho más cómoda la lectura con este tema.

    1. Valga como aproximación a lo que realmente es la película. Desgraciadamente, en este vídeo no se llega a percibir del todo la magnificencia del empleo del color por parte de Paradjanov. De todos modos, si te gusta mucho, en el mismo sitio disponen también de otra de sus grandes obras, Los corceles de fuego, igualmente recomendable.

      P.D.: gracias. Llevaba mucho tiempo rumiándolo ante las esporádicas pero constantes peticiones de aliviar el blanco sobre negro. Como estamos de celebración, llegó el momento. Renovarse o morir.

  2. Pero qué guapos lucen tus escalones con este nuevo look. Qué elegancia.

    Me perdí la oportunidad de ver EL COLOR DE LAS GRANADAS en pantalla muy grande y en sala de cine. Me dio una pena… ¡Veo que te ha fascinado!, ya te contaré la experiencia.

    Beso
    Hildy

    1. Ya sabes, marca de la casa… Así nos anticipamos un poquito al décimo aniversario, que es prácticamente ya mismo. Ya sabes, algo tiene que cambiar para que nada cambie.

      Pues es una pena no verla en toda su magnificencia, porque es algo tremendo. Valga como aperitivo. Cuéntame, cuéntame. Cuéntanos, mejor. A mí me ha parecido algo sencillamente desarmante.

      Besos

  3. Vista, gracias a tí. No tenía ni idea. No me extraña que en la U.R.S.S. el autor tuviese problemas por ir contra corriente.
    Me ha parecido muy poética, pero algo tosca en lo que se refiere al conjunto, quizás a causa de esas dificultades que refieres, Alfredo.
    Tiene un carácter “naif” que no sé si es voluntario o forzado, como desestimando el uso de la cámara y su potencial artístico, reduciéndola casi a mero testigo de lo que ante ella va sucediendo aunque aprovechando mínimamente algún truco añejo. Curioso conjunto.
    En estas ocasiones, youtube es una pequeña joya.
    Un abrazo.

    1. Querido Josep, ando últimamente muy ruso y muy japonés. Esta es una joya, lo mismo que Los corceles de fuego. Resulta curioso observar lo antigua y moderna que parece esta película al mismo tiempo. En cualquier caso, es una peculiar adaptación no literaria de la vida de un literato, poeta en este caso.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s